viernes, 19 de septiembre de 2008

Palabras de nuestros pastores para la vida de Chile

En todo el país, las Iglesias cristianas dieron gracias al Señor por los dones con que bendice a nuestra patria. Los obispos diocesanos plantearon los principales desafíos en la construcción de una sociedad más conforme al querer de Dios.


La pregunta de Jesús a sus primeros discípulos ("¿Qué buscan?"), relato del Evangelio que inspira las Orientaciones Pastorales del Episcopado chileno 2008-2012, marcó también las homilías en las distintas diócesis del país durante la celebración de los Te Deum de Fiestas Patrias.


La dignificación del servicio público en la vida política, el paso necesario hacia una mayor equidad, la preocupación por los recursos naturales y la defensa del medio ambiente, fueron algunos temas comunes en los mensajes de los obispos. En el contexto de las próximas elecciones municipales, varios pastores coincidieron en valorar el Compromiso hacia el Bicentenario que firmaron, junto al Cardenal Arzobispo de Santiago, los presidentes de los partidos políticos en julio pasado.


- Ver Especial sobre Te Deum con todas las homilías

En Santiago, ante la Presidenta de la República y las más altas autoridades de la Nación, el Cardenal Francisco Javier Errázuriz afirmó que el país vive una nueva etapa en la que no basta con el bienestar material, el mero reconocimiento de derechos o la simple transmisión de conocimientos: "La tarea es más exigente. Los más jóvenes quieren desplegar sus talentos, quieren potenciar sus valores y sus iniciativas, buscan personas sabias que les hablen de Jesucristo, exigen un trato conforme a su dignidad, y con ello, igualdad y pluralidad de oportunidades (...) En esta nueva etapa hacia el pleno desarrollo deben asumir el protagonismo que les cabe los pedagogos, las familias y los comunicadores sociales", manifestó. Al mismo tiempo, el Arzobispo de Santiago valoró y agradeció los avances de la reforma previsional, los frutos del consejo asesor presidencial sobre Equidad y Trabajo, y los acuerdos alcanzados para reformar la Educación. Ver más



En Rancagua, Mons. Alejandro Goic, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), invitó a los políticos a una sincera autocrítica, para revisar su quehacer y enmendar rumbos en lo que sea necesario, de tal modo que la ciudadanía recupere su confianza en la política y en los diversos actores políticos. "Este país necesita escuelas de buena política, lecciones de convivencia cívica, de amistad fraterna. ¿Qué estamos haciendo para mejorar nuestra educación política desde las universidades, los centros de estudio, los partidos políticos, las instituciones sociales y religiosas?", se preguntó el obispo de Rancagua. Ver más



En Iquique, Mons. Marco Antonio Órdenes afirmó que Chile necesita "con urgencia renovar en el corazón sus cimientos, para que los vientos, lluvias y torrentes, no destruyan el alma de la Patria, solidaria, respetuosa de sus instituciones, de la dignidad de sus hijos y delicadeza frente a la verdad de Dios". Ver más



En Antofagasta, Mons. Pablo Lizama hizo una especial mención a la situación de los hermanos inmigrantes, en forma particular a los procedentes de Bolivia, y rezó con afecto para que en el vecino país "encuentren en el diálogo sereno los caminos a seguir". Ver más

En Copiapó, Mons. Gaspar Quintana invitó a considerar como necesario tratar el tema del agua y del medio ambiente en otro marco legal constitucional "¿No será que ha llegado el momento de revisar la reglamentación sobre la política de aguas, los criterios para la concesión de derechos y el cumplimiento de obligaciones para una distribución adecuada y realista?", se preguntó el pastor de Atacama. Ver más

En La Serena, Mons. Manuel Donoso expresó su inquietud por la desigualdad e inequidad social. "Si hemos sido capaces de penetrar con nuestras exportaciones, mercados distantes y complejos ¿por qué no tenemos el mismo empuje y energía para resolver los problemas de equidad interno?”, se preguntó el Arzobispo. Ver más

En Valparaíso, Mons. Gonzalo Duarte, Vicepresidente de la CECh, planteó que como sociedad tenemos la tarea fundamental de la "supervivencia nacional y de la identidad cultural chilena que incluye, en sus raíces mismas -que son cristianas- el amor por la vida y la familia". Ver más

En San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González planteó que "el aporte religioso de la Iglesia Católica y de otras confesiones cristianas es insustituible en la construcción de la patria deseada y de un orden social justo, donde podamos llegar a caminos de verdadera equidad". Ver más

En Talca, Mons. Horacio Valenzuela recordó que cuando se da la espalda a Dios "se enferma el amor humano y la sociedad se transforma en una carrera donde solo hay vencedores y vencidos, fuertes y débiles, ganadores y perdedores”. Ver más

En Linares, Mons. Tomislav Koljatic expresó que la pregunta San Alberto Hurtado "¿Qué haría Cristo en mi lugar?" también podría formularse hoy: "¿Hacia donde dirigir los mejores esfuerzos creadores de los hijos de esta tierra amada y con tanto sufrimiento y dolor se ha ido construyendo?" Ver más

En Chillán, Mons. Carlos Pellegrin sostuvo que el respeto por el don de la vida y la dignidad de los demás debería reflejarse en las relaciones interpersonales a nivel familiar, intraescolar, vecinal, poblacional, y de una forma especial en el campo político. Ver más

En Concepción, Mons. Ricardo Ezzati recordó que "no es bueno dejarse guiar por la autocomplacencia, la euforia o por el entusiasmo unilateral de las conquistas realizadas; es necesario hacerse cargo, con absoluta objetividad y sentido de responsabilidad moral, de los interrogantes esenciales que afectan a las personas, especialmente los más pobres y preguntarse si las conquistas logradas (...) están en consonancia con patrimonio humano, cultural y espiritual del pueblo de Chile". Ver más



En Los Ángeles, Mons. Felipe Bacarreza recordó que nuestra patria nació como una nación cristiana. "Olvidar esto o ignorarlo es lo mismo que ignorar su identidad profunda", manifestó el obispo. Ver más

En Temuco, Mons. Manuel Camilo Vial puso en relieve que "nadie puede excluirse de poner la mirada en los nuevos rostros del sufrimiento humano en el mundo rural y urbano (...) es un desafío para todos y cada uno en la sociedad, que no se supera con dádivas, ni campañas (...) sino por la construcción de una cultura de la solidaridad y leyes justas". Ver más

En Osorno, Mons. René Rebolledo manifestó que el desarrollo experimentado por su ciudad "será verdadero, solamente, cuando los pobres y excluidos accedan a los bienes necesarios para una vida digna, personal y familiar". Ver más

En Puerto Montt, Mons. Cristián Caro, frente al cierto pesimismo que se presenta ante el futuro, con actitudes de desconfianza, desilusión y resignación, invitó a "educarnos a la esperanza, sobre todo a la gran esperanza fundada en las promesas de Dios". Ver más

En Punta Arenas, Mons. Bernardo Bastres sostuvo que "nos corresponde a todos los actores públicos elevar el debate político al grado que le corresponde, y ayudarnos mutuamente a recuperar aquella hermosa tradición cívica, nacional y regional, cuando hemos sido capaces de soñar un país libre, soberano, desarrollado y fraterno". Ver más

- Ver Especial con todas las homilías

Fuente: Prensa CECh