lunes, 29 de septiembre de 2008

Jesuitas participantes en el Sínodo de los Obispos

El cardenal Vanhoye, el General de la Compañía y otros 6 jesuitas participarán en el próximo Sínodo de Obispos.


Del 5 al 26 de octubre próximo tendrá lugar en Roma el XII Sínodo de Obispos que lleva por tema: “La Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia” y en el que participarán 250 obispos de todo el mundo. Entre los 32 Padres Sinodales nombrados por el Papa, hay dos jesuitas: el Cardenal Albert Vanhoye S.J, Rector emérito del Pontificio Intituto Bíblico (Roma) y el nuevo Padre General de la Compañía de Jesús, el español Adolfo Nicolás S.J.

No son los únicos jesuitas que participarán en el Sínodo, ya que entre los 41 “Expertos” llamados por el Secretario General del Sínodo, monseñor Nikola Eterovi, existen otros seis jesuitas:

-Johan M. Herman Konings (Brasil), Profesor de Sagrada Escritura en la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais, Belo Horizonte (Brasil).

-Fiorello Mascarenhas (India), Presidente del Catholic Bible Institute, Mumbai (India).

-Stephen Pisano (USA-Roma), Rector del Pontificio Instituto Bíblico (Roma).

-Marko Ivan Rupnik (Eslovenia-Roma), Director del Centro Estudios e Investigaciones Ezio Aletti (Roma).

-Klemens Stock (Alemania-Roma), Secretario de la Pontificia Comisión Bíblica; Profesor emérito de Exégesis del Nuevo Testamento en el Pontificio Instituto Bíblico (Roma).

-y Cyril Vasil (Eslovaquia-Roma), de la Provincia de Eslovaquia, Decano de la Facultad de Derecho Canónico Oriental en el Instituto Oriental de Roma (Este jesuita ya participó en el anterior Sínodo).


El Sínodo de los Obispos es una institución permanente, creada por el Papa Pablo VI (15 de septiembre de 1965), en respuesta a los deseos de los Padres del Concilio Vaticano II para mantener vivo el espíritu de colegialidad nacido de la experiencia conciliar. En el anterior Sínodo (2-23 octubre 2005), dedicado a la Eucaristía, participaron el entonces Padre General de la Compañía, Peter-Hans Kolvenbach y otros cinco jesuitas. Dicho Sínodo concluyó con la primera ceremonia de canonización que presidió el Papa Benedicto XVI y en la que, entre otros, canonizó al jesuita chileno Alberto Hurtado.