martes, 19 de febrero de 2019

JESUITAS: Espiritualidad, Excluidos, Ecología y Jóvenes, retos de los jesuitas para la próxima década


ARTURO SOSA, SJ. PRESENTA LAS"PREFERENCIAS APOSTÓLICAS" DE LA COMPAÑÍA

En febrero de 2019 hay 15.536 jesuitas desarrollando su misión en el mundo

Caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia: Caminar con los pobres, los vulnerables, los excluidos

(Jesuitas).- El Padre General de los jesuitas, Arturo Sosa Abascal, ha hecho públicas esta mañana las "Preferencias Apostólicas Universales" de la Compañía de Jesús, que marcarán su rumbo en la próxima década.
Después de dos años de discernimiento de toda la Compañía, han sido elegidos estos cuatro campos preferentes para trabajar: Espiritualidad, Excluidos, Ecología y Jóvenes. Las preferencias fueron entregadas al Papa Francisco hace unos días quien oró por ellas antes de devolvérselas al Padre General como Misión del Santo Padre.
Una "Preferencia Apostólica" es una prioridad elegida después de que muchos jesuitas discerniendo en común hayan sentido que el Espíritu Santo mueve a la Compañía a dedicar su atención y recursos hacia ella.
Tras su publicación, el P. General pide a jesuitas y compañeros de misión que se centren en cómo sus ministerios actuales y futuros pueden integrar las preferencias y abordar los problemas del mundo real que contienen. Cada jesuita, cada comunidad, cada provincia y conferencia de provinciales discernirá cómo implementarlas y hacia dónde los lleva el sueño de Dios.
Las 4 preferencias apostólicas, que señalan cuatro áreas vitales en la situación actual del mundo, son:
Mostrar el camino hacia Dios mediante los Ejercicios Espirituales y el Discernimiento: Ayudar a las personas a encontrar a Jesucristo y seguirle.
Caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia: Caminar con los pobres, los vulnerables, los excluidos y aquellos que la sociedad considera indignos, en una misión de reconciliación y justicia. 
Acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador.
Colaborar en el cuidado de la Casa Común. Trabajar, con profundidad evangélica, para proteger y renovar la Creación de Dios.


El proceso de discernimiento que ha dejado como fruto estas cuatro preferencias apostólicas arrancó en 2016. La Congregación General que ese año nombró al P. Arturo Sosa nuevo Prepósito General le invitó a revisar las preferencias apostólicas aprobadas en 2003 por el P. General P.H. Kolvenbach.
Las prioridades vigentes desde aquel año han sido China, África, el apostolado intelectual, las casas internacionales en Roma, y los migrantes y refugiados. Estas prioridades han sido sustituidas por las señaladas en el anuncio de hoy.
En febrero de 2019 hay 15.536 jesuitas desarrollando su misión en el mundo.
RD

lunes, 18 de febrero de 2019

Otro recuerdo del MiniManila 2009: MiniManila 2009 Intermedio musical

JESUITAS: Argentina y Uruguay optan por un apostolado de migraciones por Javier Cortegoso Lobato



En un breve paseo con Julio Villavicencio SJ, que estaba dándome un recorrido por el Colegio del Salvador en Buenos Aires –donde se encuentra también la Curia Provincial y varias obras como Fe y Alegría-, no pasaban más de cinco minutos sin que alguien nos parase; jesuitas o laicos, que le daban la enhorabuena a Julio por su nuevo destino, o le ofrecían la referencia de alguien que le podía echar una mano, o le contaban algo que ya se venía haciendo, o le pedían una colaboración para llevar la dinámica de Hospitalidad a un colegio.
El pasado 5 de febrero, apenas unos días después de la asunción real por parte de Rafael Velasco SJ, del destino de Provincial de ARU (Argentina y Uruguay), se hacía pública la circular que contenía una noticia esperada en la Red desde hace mucho tiempo: La constitución de un Apostolado del Servicio Jesuita a Migrantes en la Provincia. La creación del SJM ARU como apostolado, dependiente directamente del Provincial, explica que la Migración Forzada es una prioridad apostólica que convoca transversalmente a toda la misión de la Compañía. La explicación es fácil, me decía Rafael, “se trata de optar por los pobres”, es decir se trata de reconocer que la realidad migrante es uno de los clamores que como cuerpo apostólico debemos escuchar, dejar que nos conmueva y ordenar nuestra acción-opción-misión de construcción de Justicia y Reconciliación.
La buenísima noticia se completa con el nombramiento de Julio Villavicencio SJ como delegado de este apostolado. Julio tiene una vocación temprana, profunda y cercana hacia la realidad de las migraciones. Los que le conocemos, aunque sea un poco, irremediablemente le queremos. A su tremenda calidad humana se le une un indiscutible don para acompañar y una manera de mirar la realidad que es amorosa y que consecuentemente busca la justicia.
El primer paso del SJM en ARU está siendo reconocer lo que ya existía de trabajo de acompañamiento de Migrantes, como la experiencia, de algunos años ya, en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en San Miguel, barrio del Gran Buenos Aires con enrome presencia de población migrante, o en Regina Martyrum, más reciente, con población venezolana. Desde ahí se irá construyendo el nuevo SJM ARU, proyectando su crecimiento desde la mirada al contexto, entendiendo dónde puede aportar valor o presencia y en una clave de articulación con otros actores de Iglesia y Sociedad Civil que tienen experiencias consolidadas. El reto del SJM será liderar esa transversalidad que la migración exige de la Compañía en todos los niveles y sectores y desde todas sus presencias.
El SJM ARU es ya parte de la RJM, ya empezamos este diálogo con un encuentro la semana pasada en Buenos Aires tanto con Rafael como con Julio. Será clave, en el planteamiento de estos primeros meses, conocer la experiencia de otras obras de la RJM en otras provincias, especialmente de los SJM y SJR. Desde nuestra perspectiva era vital incluir a Uruguay y Argentina en el mapa de la red, pero no tanto por la ambición de completarlo, sino por el convencimiento de que una misión que quiera ser adecuada a la complejidad y extensión del fenómeno migratorio requiere, entre muchas otras cosas, la continuidad en la atención que supera barreras geográficas y de gobierno. Argentina y Uruguay son países con largas historias de migración que explican su identidad. Los flujos migratorios en la región viven también los cambios acelerados por las crisis y las dinámicas migratorias en América Latina. En Argentina por ejemplo, la migración tradicional de las últimas décadas, la constituían bolivianos, paraguayos y peruanos, colombianos en menor medida; sin embargo en los últimos dos años la población venezolana se ha convertido en el grupo de arribos más numeroso. Como consecuencia de la crisis humanitaria en Venezuela, se ha dado también el cambio de perfil, llegan personas mucho más vulnerables, de un nivel de pobreza alto o extremo, con muchas menos capacidades para su integración y lo hacen tras larguísimas rutas por tierra, atravesando Brasil o la ruta Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile.
En esos encuentros cortos, en el colegio del Salvador, reconocí una muestra de Hospitalidad y Acogida de este apostolado de las Migraciones por parte de otras obras de la Provincia. Estas personas, de Fe y Alegría, de la Universidad Católica de Córdoba o del propio Colegio, se iban encontrando con Julio, se paraban delante, le tendían la mano y formaban nuestra H (#SoyH), hablaban de un apostolado que reconoce su Historia, que contempla la Herida, que rezuma Humanidad y que pretende dejar Huella en el acompañamiento. Me parece una metáfora adecuada y un signo de esperanza para este nuevo comienzo.
Como Red Jesuita con Migrantes LAC, esta felicidad por las buenas noticias, se transforma en puesta a disposición absoluta para acompañar este trabajo, porque o lo hacemos juntos y juntas, o no estamos siendo responsables con la realidad que nos llama.
Javier Cortegoso Lobato
Coordinador de la Red Jesuita con Migrantes de Latinoamérica y el Caribe

CPAL

jueves, 24 de enero de 2019

IMÁGENES DE LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO A LA JMJ DE PANAMÁ (1)


La periodista panameña, María Guadalupe Castillero, que acompaña al Santo Padre en su vuelo hacia JMJ PANAMÁ, hace entrega de una "chaquira", obra realizada por artesanos de este bello país.


El Santo Padre está pronto a pisar suelo panameño. Desde el Aeropuerto Internacional de Tocumen la alegría esta al máximo. 





La Conferencia Episcopal Panameña saluda al Papa fRANCISCO a su llegada al istmo. 


¡Un abrazo faterno! El Papa Francisco saluda con un fuerte abrazo al Arzobispo Emérito, José Dimas Cedeño Delgado. ¡Amigos, hermanos de muchos años!





El Papa Francisco visitó al Palacio de las Garzas donde reunió con el Presidente de la República y la Primera Dama 




Luego de su visita al Palacio de las Garzas se dirigió a la Cancillería de la República donde se dieron los primeros discursos protocolares.




Vuestros pueblos no son el “patio trasero” de la sociedad ni de nadie. Tienen una historia rica que ha de ser asumida, valorada y alentada. Las semillas del Reino fueron plantadas en estas tierras. Papa Francisco desde la Parroquia San Francisco de Asís de Casco Viejo. 






¡Sonrisas por doquier! Grandes y chicos han tenido la oportunidad de saludar al Papa Francisco durante su visita protocolar al Casco Antiguo. 

Arquidiócesis de Panamá


MAGIS 2019: Saber abrirse a la sorpresa




El Padre General celebra la eucaristía de cierre de MAGIS 2019

Centroamérica, 22 de enero de 2019

Acompañado de un grupo de jesuitas procedentes de diversas partes del mundo, el Padre General Arturo Sosa, S.J., presidió la eucaristía de cierre de MAGIS Centroamérica 2019, en el Gimnasio del Colegio Javier, en la Ciudad de Panamá.

En su homilía, el Padre General agradeció a los peregrinos haber salido de sí mismos y viajar a Centroamérica “para descubrir la inmensa grandeza que nos rodea” y “abrirse a aquella sorpresa sobre la cual no tenemos control”. Este salir de sí mismos “nos hace creadores y transformadores porque participamos en el surgir de algo nuevo”, explicó. Asimismo, el Superior General de la Compañía de Jesús, agradeció a todas las delegaciones internacionales “haber hecho este camino sin miedo; sin saber qué podía pasar; pero al hacerlo salieron al modo de Jesús”.




Durante el ofertorio, los jóvenes presentaron al Padre General una carta que expone la situación de la comunidad Sitio del Niño, en El Salvador, quienes fueron afectados por la contaminación ambiental que provocó una fábrica de baterías. Los jóvenes, pidieron que esa carta le sea entregada también al papa Francisco, quien ha promovido el cuido de la casa común. Además, presentaron granos básicos y frutas de la región centroamericana, y una bitácora que recoge los principales frutos de la experiencia.

Previo al envío a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el Padre General recordó a los peregrinos de los cinco continentes, “que cuando salimos nos arriesgamos a encontrarnos con el camino del Señor que no es el nuestro”. Por ello, les recomendó pedirle a María que les enseñe “cómo aceptar el regalo de la vida, de la libertad y el amor que ofrece el Señor”.





Curia General Jesuita en Roma



miércoles, 23 de enero de 2019

Arranca la JMJ de Panamá: "Ser santos no es un mito, es una realidad palpable"



75.000 PERSONAS ABREN EL MACROENCUENTRO JUVENIL, AL QUE EL PAPA LLEGA ESTA NOCHE

Ulloa aboga por trabajar contra "la exclusión y la discriminación" y por los "ubicados en la marginalidad y la pobreza"

Estamos preparados para recibirlos, para compartir sus tradiciones, la riqueza multiétnica y pluricultural, pero muy especialmente para compartir la alegría de la fe en un Dios, que está actuando entre nosotros, en nuestra historia personal y comunitaria

(RD/Aica).- "Ser santos no es un mito, es una realidad palpable", dijo monseñor José Domingo Ulloa Mendieta OSA, arzobispo de Panamá, al iniciar esta tarde la 31° Jornada Mundial de la Juventud en la Ciudad de Panamá. El Comité Organizador Local (COL) informó que asistieron aproximadamente 75.000 personas entre obispos, sacerdotes, peregrinos y voluntarios

Con el lema "He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra" comenzó hoy, martes 22 de enero, la 31ª Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en la Ciudad de Panamá y se extenderá hasta el domingo 27 de enero.
Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta OSA, arzobispo de Panamá, presidió la misa de apertura que tuvo lugar en el Campo Santa María la Antigua y dio la bienvenida a los presentes que, según infirmó el Comité Organizador Local (COL), se trató de unas 75.000 personas entre obispos, sacerdotes, peregrinos y voluntarios.
"Nuestro gozo es inmenso ante la presencia de todos ustedes. Panamá hoy los recibe con el corazón y los brazos abiertos. Gracias por aceptar el llamado de encontrarnos en este pequeño país, en el que la fe llegó de la mano de la Virgen María, bajo la advocación de Santa María la Antigua", expresó el arzobispo al comenzar su homilía

++++NICAS EN LA JMJ++++

👉No todo es risa y jolgorio en la delegación de Nicaragua en la @jmj_es. Los jóvenes católicos del país centroamericano están conscientes que muchos de sus pares no pudieron asistir por la crisis.

"¡Viva Nicaragua libre!", gritan al final del canto.

"Estamos preparados para recibirlos, para compartir sus tradiciones, la riqueza multiétnica y pluricultural, pero muy especialmente para compartir la alegría de la fe en un Dios, que está actuando entre nosotros, en nuestra historia personal y comunitaria".
Luego los animó a participar de las distintas actividades que se proponen para los días del encuentro: catequesis, festivales musicales y teatrales, y especialmente a encontrarse con Dios en la confesión y en las celebraciones litúrgicas.
El prelado impulso a los peregrinos a encontrarse con Jesucristo, lo cual "debe llevarlos a la confrontación consigo mismos y con el adoctrinamiento del sistema de anti valores que impera sustentado en la búsqueda de una falsa felicidad, que es tan fugaz que los lleva a experimentar desesperadamente con tantas cosas que dañan la mente y el espíritu y que al final no lograr llenar el vacío existencial".
Monseñor Ulloa denominó al tiempo presente como en "espera de la primavera juvenil", porque "estamos plenamente convencidos que los verdaderos protagonistas para los cambios y las transformaciones que requiere la humanidad y la Iglesia están en sus manos, en sus capacidades, en su visión de un mundo mejor".
El arzobispo recordó que la arquidiócesis de Panamá es la primera diócesis en tierra firme, en el continente americano, desde donde se irradio la fe católica con el amparo de la Virgen María, a quien hoy se le debe el lema de la jornada. Luego agradeció al papa Francisco "por confiar y darnos la oportunidad de hacer una Jornada para la juventud de las periferias existenciales y geográficas".
La Virgen María es "modelo confiable a seguir por su disponibilidad y servicio al plan de Dios", indicó. "En los ojos de María, cada joven puede redescubrir la belleza del discernimiento; en su corazón puede experimentar la ternura de la intimidad y la valentía del testimonio y de la misión", manifestó el arzobispo de Panamá al tiempo que los exhortó a imitar a María.




Los peregrinos de la JMJ disfrutan de las diferentes avenidas de La Ciudad.Estas mismas avenida que @NitoCortizo @PedroMiguelPRD @ZulayRL @romuloroux por llevarle la contraria @BlandonJose realizaron críticas,sin fundamento. Sintieron envidia de lo que @BlandonJose hace TRABAJAR


Monseñor Ulloa se refirió a los jóvenes indígenas y afrodescendientes que por primera vez tienen un espacio en la jornada para abordar sus realidades específicas. "Representan un significativo número de la población del continente, aquellos que viven en situación de exclusión y discriminación, aquellos ubicados en la marginalidad y la pobreza".
"Líderes juveniles de diversas religiones e ideologías han mostrado su capacidad generar juntos respuestas a su situación de discriminación y exclusión demandando políticas públicas en el marco de la justicia, la educación, el trabajo, y la reivindicación de la mujer desde su cultura y etnicidad, no solo en los espacios sociales sino también religiosos".
El arzobispo panameño recordó la última exhortación apostólica del papa Francisco sobre la santidad y recordó a los jóvenes que "ser santo no es tener rostros de figuras de las estampitas que compramos por ahí", sino que, por el contrario, "todos podemos ser santos, aun cuando pensemos que nuestra existencia no tiene un gran valor por todos los pecados cometidos," expresó.
"Ser santos no es un mito, es una realidad palpable", exclamó monseñor Ulloa, y mencionó a los santos patronos de a JMJ como San Martín de Porres, Santa Rosa de Lima, San Juan Diego, San José Sánchez del Río, San Juan Bosco, Beata Sor María Romero Meneses, San Óscar Romero y Juan Pablo II.
Al concluir, pidió a los presentes que no tengan miedo, sino que "tengan el coraje de ser santos en el mundo de hoy", para poder "demostrar al mundo que es posible ser felices con tan poco, porque Jesucristo, la razón de nuestra felicidad, ya nos ganó la vida eterna, con su Resurrección".

RD