lunes, 17 de junio de 2019

Se hunde la Iglesia. ¿Se hunde? por Jorge Costadoat sj



La institución eclesiástica ha puesto a la Iglesia al límite de su tolerancia. Las razones están a la vista: abusos y encubrimientos. Pero hay razones que no están a la vista. Estas, en gran medida, son las causas de los fracasos evidentes del clero.
Hace ya mucho rato que la incomunicación entre la jerarquía eclesiástica y los cristianos comunes es profunda. Además, crece. El Papa Francisco ha hecho enormes esfuerzos por actualizar el Evangelio en una cultura que se dispara en todas las direcciones. Ahora intenta un cambio estructural: desea dar participación a los laicos en la elección de los obispos.
¿Será para mejor? Habrá que verlo. Si los electores son laicos clericalizados el fracaso será seguro.
Apuesto a una mejor alternativa. El Magisterium, la labor de los obispos de enseñar y discernir en el pueblo creyente la voz de Dios, de guiarlo y de mantenerlo unido, se haya desprestigiada porque las autoridades no parecen escrutar en los acontecimientos actuales, en los cambios los culturales y las vidas de los cristianos algo nuevo que pudiera servir para re comprender el Evangelio de Jesús.


La mejor alternativa, en mi opinión, es que independientemente de los procedimientos electorales para hacer que los laicos participen en la elección de los obispos, la institución eclesiástica aprenda de otros magisterios eclesiales, tradicionalmente ignorados y censurados.

Las autoridades eclesiales deben aprender del Magisterium mulierum. Me refiero al aprendizaje profundo, emocionalmente pluridimensional, resiliente, de las mujeres. Estas tienen una experiencia de Dios desde el embarazo hasta el momento tremendo, para algunas, de sepultar a sus hijos. Ellas, más que nadie, saben qué es agarrarse de Dios cuando un niño se enferma. Visitan a la tía vieja. Aguantan al marido de la depresión. En estas cristianas hay una experiencia de Dios convertida en aprendizaje que es indispensable enseñar. Las mujeres madres, esposas, profesionales, cajeras de supermercados o políticas tiene un modo de creer en Dios particular. Tantas veces los hombres lo necesitamos para atinar en lo grande y en lo chico. Lo agradecemos. Magisterium mulierum: enseñanza de las mujeres.
En estrecha relación con este, existe un Magisterium diversarum personarum: la enseñanza de los separados, de los divorciados, de los que fracasaron en un primer, segundo o tercer matrimonio, se recuperaron y volvieron a empezar. Pudieron ser tragados por el mar. Pero tuvieron la suerte de que los botara la ola. Salieron gateando por la arena. Tragando agua salada. Recogieron lo que quedó de la casa que se les desplomó: un sillón, unos libros, algunas fotos de tiempos mejores. Son los que anhelan ver a sus hijos el día que les toca. Son mucho más pobres que antes, tuvieron que aprender que se puede vivir con menos y lo enseñan a sus críos. A muchas de estas personas su fe las sacó adelante. No sabían qué era creer. Habían recibido una educación religiosa demasiado elemental. Les faltaba pasar por la cruz. ¿Cuánto necesita el resto de la Iglesia a esta gente? ¿Se les puede seguir impidiendo comulgar en misa? Basta. Los sobrevivientes de sus matrimonios tienen que mucho que enseñar. Si su Magisterium no termina modificando la doctrina oficial de la Iglesia, la Iglesia se hunde.
Este magisterio es un caso de otro mucho más amplio: el Magisterium reconstructarum personarum. Me refiero a la enseñanza de toda suerte de cristianos cuya fe en Dios los reconstruyó como personas. Traigamos a la memoria a los empresarios que se recuperaron de una quiebra, a los cesantes que tras haber caído en el alcohol se rehacen en Alcohólicos Anónimos, en los jóvenes que luchan por salir de la droga, en las víctimas de abusos sexuales que sacaron coraje quién sabe de dónde para contar su historia y exponerse a que no les creyeran. También pueden contar los pecadores a secas: sinvergüenzas, infieles empedernidos, políticos tramposos, libidinosos incontinentes, traficantes. Estos y aquellos, en la medida que su mucha o poca fe les haga ver más, ver una conversión que ni siquiera han alcanzado, ver algo que pudiera servir para que otros vivan mejor que ellos, aquilatan un saber, una verdadera sabiduría, sin la cual Jesús no habría sido el Cristo.
Los laicos elegirán a los obispos. ¿Qué laicos? La Iglesia se hunde en gran medida porque la institución eclesiástica, el Magisterio oficial, cree saberlo todo y lo enseña a peñascazos. Los laicos fidelizados por miedo a los curas no servirán de electores.
Espero que el colapso eclesial actual sea superado en la raíz. Lo será, tal vez, si el aprendizaje de todos, especialmente el de los marginados, es tomado verdaderamente en cuenta.
Jorge Costadoat sj
Cristo en Construcción

Aprende a amar los días grises por José María Rodríguez Olaizola sj



lunes, 20 de mayo de 2019

¿Cuántos dedos ves?



A veces nos dejamos llevar por lo superficial: colores, imágenes y palabras bonitas. Buenas dosis de normalidad y mucho de rutina.
¿Y si pudiésemos mirar de otra manera? Esos ojos que ven más allá. Que buscan en el interior de las personas y no solo en los problemas. Esa mirada capaz de ver el destello de Dios en cada realidad.
Patch Adams (Tom Shadyac, 1998)
pastoralsj

domingo, 5 de mayo de 2019

EL OLOR DE DIOS


El olor representa lo sutil, lo que no se nota, pero está presente, lo que pasa desapercibido pero deja huella. El buen olor es capaz de cambiar nuestros estado de ánimo, de evocar recuerdos, de tocar nuestros corazón.
Dios actúa de manera semejante, sin que se note, actuando en lo pequeño y escondido, en lo que pasa desapercibido. El paso de Dios por nuestra vida deja un rastro importante, aunque a veces no caigamos en la cuenta, aunque a veces no sepamos reconocerle.

Espiritualidad Ignaciana 

miércoles, 1 de mayo de 2019

DÍA DE LOS TRABAJADORES



Una de las características de la espiritualidad ignaciana es la posibilidad de buscar y hallar a Dios en todas las cosas. Los Ejercicios Espirituales son la herramienta que san Ignacio regaló a la Iglesia para encontrar a Dios en todos los aspectos de nuestra vida. Porque para Él, todo lo nuestro, por insignificante que sea, es tremendamente importante y valioso…hasta nuestra propia ocupación y empleo: nuestro trabajo.
Precisamente hoy, 1º de mayo, celebramos el Día Internacional de los trabajadores. Para muchas personas ir cada día a su trabajo supone un regalo. Para otros muchos, su puesto de trabajo es un lugar áspero, seco. Quizás debido al mal ambiente entre compañeros, a condiciones laborales injustas, al bajo sueldo, etc.

Precisamente hoy la pregunta podría ser ¿Es mi trabajo un lugar para buscar y hallar a Dios? ¿Tengo presente a Jesús en mi horario laboral? Dios se encarna en personas concretas y en situaciones determinadas. Surge la oportunidad –el regalo- de ver a Jesús en mis compañeros, de buscar su voluntad en todo tipo de situaciones –sobre todo, en las más injustas-. Es más, podemos ser testimonio de la misericordia de Dios durante nuestra jornada laboral. No de manera ruidosa ni llamando la atención. Sino fijándonos como lo hizo Jesús: con suavidad, con calma, pero con firmeza.

Ojalá que nuestro trabajo sea un lugar de encuentro con Dios. Un lugar donde podamos dar testimonio de Jesús.

Espiritualidad Ignaciana

martes, 23 de abril de 2019

LA PASCUA EMPIEZA AHORA


La Pascua empieza ahora. Ahora es el tiempo de la verdadera búsqueda. Lo de estos días pasados ha sido el destello. El primer momento. La intuición que puede alumbrar un camino. Pero es ahora, en tu vida diaria y cotidiana, donde toca volverlo real. Ahora es el tiempo de poner nombre y rostros al servicio, a la pasión, a los hágase. Ahora es el momento de ver si serás de los que le niegan o de los que eligen dar un paso al frente. Ahora es el momento de buscar respuesta a la pregunta “qué quieres de mí”. Ahora es el momento de pensar en qué consiste tomar tu cruz y seguirle, en las noches oscuras y en los días radiantes.

lunes, 22 de abril de 2019

22 de abril: Día Internacional de la “Madre Tierra”

green-1072828_1920.jpg


Celebramos el Día Internacional de la “Madre Tierra” para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. Con este día, asumimos, además, la responsabilidad colectiva, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992, de fomentar esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra y promover la ecología y protección del medio ambiente.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

El Día de la Tierra o de la Madre Tierra – llamado en inglés Earth Day – se celebra cada año el 22 de abril y fue celebrado por primera vez por las Naciones Unidas en 1970, siguiendo las intenciones del movimiento ambientalista de Estados Unidos. Es un momento para celebrar, pero también una oportunidad para informar sobre el estado del medio ambiente y dar consejos sobre cómo contaminar menos y preservar los ecosistemas.

La tierra está en riego

Entre enero y febrero de 1969, en Santa Bárbara, California, se produjo uno de los desastres ambientales más graves en Estados Unidos, causado por el derrame de petróleo de un pozo de la Unión Petrolera, este hecho sirvió para llamar la atención de la opinión pública sobre la situación de nuestro planeta.

En más de 45 años, el Día de la Tierra ha contribuido significativamente a las iniciativas ambientales en todo el mundo que, en 1992, condujeron a la organización en Río de Janeiro de la llamada Cumbre de la Tierra, la primera conferencia mundial de Jefes de Estado sobre el medio ambiente. Desde entonces, el Día de la Tierra también se ha convertido en una oportunidad para difundir información científica y concienciar a la gente sobre los riesgos que plantea el calentamiento global y las soluciones que se pueden adoptar para combatirlo.

La tierra: educación y cambio climático

El cambio climático es una de las mayores amenazas para el desarrollo sostenible en todo el mundo y es consecuencia de las acciones insostenibles de la humanidad, que tienen implicaciones directas en la vida de las generaciones futuras. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y el Acuerdo de París fomentan la cooperación internacional entre las partes sobre educación, formación, conciencianción pública, participación pública y acceso público a la información sobre el cambio climático.

La Cumbre sobre el clima

La ONU anuncia que el 23 de septiembre de 2019 se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por el Secretario General António Guterres, para hacer frente al cambio climático y acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

El Papa y la tierra

El Papa Francisco en diversas oportunidades se ha pronunciado en defensa de la tierra y en la promoción del cuidado de la Casa Común. En uno de sus últimos discursos, dirigido a los Empresarios que participaron en el encuentro con motivo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, el Pontífice manifestó que, “cada uno de nosotros tiene también una responsabilidad para con los demás y con el futuro de nuestro planeta. Del mismo modo, la economía debe servir al hombre, no explotarlo y robarle sus recursos”.

Hoy, dijo el Papa, estamos llamados a aprovechar las posibilidades que la tecnología nos brinda, con un buen uso de los recursos, ayudando en particular a los países más afectados por la pobreza y la degradación a emprender el camino de la renovación y del desarrollo sostenible e integral. “Mi esperanza – concluyó el Pontífice – es que los hombres y mujeres de nuestro tiempo, reconociéndose unos a otros como hijos e hijas del Padre y Creador que está en los cielos, contribuyan cada vez más y más concretamente a que todos puedan compartir los recursos preciosos de la tierra”.

Vatican News

domingo, 21 de abril de 2019


¡Feliz Pascua de Resurrección a todos los miembros de CVXChile!
Que el Señor de la Vida nos ayude a construir una mejor iglesia

sábado, 20 de abril de 2019

PUERTO MONTT. ADULTOS: RETIRO DE SEMANA SANTA






Fotos: Adultos Puerto Montt




VALPARAÍSO: SEMANA SANTA: JUEVES SANTO











Fotos Liliana Escobar

SECUNDARIOS DE CONCEPCIÓN: VÍA CRUCIS POR BARRIOS DE CONCEPCIÓN













Fotos de los Secundarios de Concepción



SECUNDARIOS PUERTO MONTT: SÁBADO SANTO











Fotos de los Secundarios de Puerto Montt

SECUNDARIOS DE SANTIAGO: JUEVES SANTO




Fotos de los Secundarios de Santiago

SECUNDARIOS DE OSORNO: RETIRO DE SEMANA SANTA











Fotos de los Secundarios de Osorno