martes, 23 de septiembre de 2008

El Evangelio de hoy


Lucas 8.19-21.

La madre y los hermanos de Jesús se presentaron donde él estaba, pero no pudieron acercarse a él porque había mucha gente. Alguien avisó a Jesús:
—Tu madre y tus hermanos están ahí fuera, y quieren verte.
Él contestó:
—Los que oyen el mensaje de Dios y lo ponen en práctica, esos son mi madre y mis hermanos.



Jesús declara que .si escucho su palabra y la cumplo, el me consideraría tan íntimo como su madre y como su hermano.



Medito sobre esto ...


puedo ser como su hermano ...


puedo ser tan importante como su madre ...


¿qué siento?