lunes, 15 de septiembre de 2008

"En el nombre de Dios que cese la violencia", piden Obispos bolivianos

LA PAZ, 15 Sep. 08 / 02:07 pm (ACI).- La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), alzó su voz de alerta ante la ola de violencia que sigue golpeando el país y que en los últimos días ha traído varios muertos, a raíz de los enfrentamientos entre afines al Gobierno y la oposición.


"Elevamos nuestra voz de alerta urgente ante la espiral de violencia que se va ampliando cada día más en distintas regiones del país y que amenazan arrastrar a todo el pueblo boliviano a situaciones (irreparables) de las que después solo tendremos que lamentar", expresaron los obispos en un comunicado.


La CEB afirmó que el país "vive un proceso social y político de necesarios cambios" que deben encaminarse por vía pacífica y no violenta.Indicaron que "los procesos autonómicos pueden permitir servicios más eficientes", pero recordaron que la nueva Constitución "consensuada entre los diferentes actores de la sociedad, debe atender a esta problemática y otros elementos indispensables para una convivencia justa y pacífica".


Los obispos aseguraron que la "inmensa mayoría de los bolivianos dice sí a la vida y rechaza el recurso a la violencia". Por ello, llamaron a rechazar aquellas "actitudes y consignas de intolerancia, odio, xenofobia y racismo" que tratan de imponer su visión de país.


Asimismo, exhortaron a los líderes sociales, políticos y cívicos, a cumplir "con su gran responsabilidad histórica" y buscar las vías pacíficas que solucionen las diferencias existentes. "Ningún debate o pugna, y menos el de lograr, mantener o ampliar poder, merece muertos, sangre ni vejaciones", expresaron.


Además, tras recordar a los medios de comunicación "su importante rol de información y orientación ciudadana", los obispos llamaron a los fieles a ser testimonio de fe, "promoviendo la unidad y el entendimiento, desechando toda actitud de intolerancia, odio, racismo y enfrentamiento".


En ese sentido, invitaron a los bolivianos a participar de la Jornada Nacional de Oración por la Paz el día viernes 19 de septiembre, "donde cada comunidad creyente está llamada a orar" para que Cristo y Santa María "guíen nuestros pasos por los caminos de la reconciliación, el bien común, la dignidad y la libertad".


El comunicado completo está en http://www.iglesia.org.bo/sitio/informaciones/index_noticia.php?id=918