martes, 2 de junio de 2009

Todos los obispos venezolanos han viajado a Roma para visitar al Papa

El gobierno de Venezuela no les impide realizar la visita "ad limina apostolorum"


ROMA, martes, 2 junio 2009 (ZENIT.org).- Todos los obispos de Venezuela han viajado a Roma para realizar su visita "ad limina apostolorum", a diferencia de lo que han informado medios de comunicación, según los cuales, el gobierno de Hugo Chávez había negado la renovación de su pasaporte a doce prelados.


Esas informaciones, publicadas tanto dentro como fuera de Venezuela, han sido desmentidas a ZENIT por monseñor Jesús González de Zárate, secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana y obispo auxiliar de Caracas.


Según el obispo, por una determinación del gobierno venezolano, en enero pasado, a los obispos se les ha negado la renovación del pasaporte diplomático, un documento especial de viaje que se les da a ciertos ciudadanos y que facilita su movilización en territorio extranjero.


Por ello, doce de los obispos venezolanos, que tenían su pasaporte caducado, han tenido que tramitar su renovación como cualquier ciudadano. Por políticas del estado, en Venezuela el trámite de renovación del pasaporte se realiza de manera lenta. Por esta razón los obispos corrían el riesgo de no viajar a Roma.


Ahora bien, gracias a la colaboración del Ministerio de Relaciones Exteriores los prelados pudieron obtener a tiempo el documento y todos han conseguido viajar a Roma. El último llegará este miércoles.


Durante su presencia en Roma, los obispos celebrarán la eucaristía en las cuatro basílicas mayores (San Pedro del Vaticano 3 de junio a las 7:30 am; San Pablo Extramuros, 12 de junio a las 4:45 pm; San Juan de Letrán, 8 de junio a las 5 pm; y Santa María la Mayor, 6 de junio 4 p.m.).


También los obispos están visitando diferentes organismos de la Santa Sede donde tienen la oportunidad de dialogar sobre diversos aspectos de la vida de la Iglesia universal y de la Iglesia en Venezuela, teniendo en cuenta los informes que cada obispo ha enviado previamente a la Santa Sede.


Durante la visita "ad limina apostolorum" los obispos tendrán la oportunidad de encontrarse con otras instituciones y comunidades eclesiales, y con los sacerdotes, religiosos y religiosas y fieles laicos de Venezuela que realizan estudios o viven en la Ciudad Eterna.


Igualmente, está prevista una visita a la Cartuja de La Farneta, en la ciudad de Lucca, monasterio en el cual vivieron dos grandes venezolanos: el médico y científico José Gregorio Hernández (1864-1919), en proceso de canonización, y el obispo Salvador Montes de Oca (1895-1944), fusilado por los nazis en Italia junto a monjes de esa comunidad religiosa que había dado refugio a perseguidos.