martes, 16 de junio de 2009

La Iglesia de Bolivia suprime la paz en las misas para no propagar la gripe A


RD/Efe).-La Iglesia Católica de Bolivia recomendó a sus fieles en la región oriental de Santa Cruz que eviten el contacto físico durante las misas para que no se propague la gripe AH1N1, informó hoy una fuente de ese sector.

El portavoz del cardenal boliviano Julio Terrazas, Marcial Chupinagua, explicó hoy a Efe que el prelado ya hizo esta recomendación a fines de mayo, cuando se confirmaron los dos primeros casos "importados" de gripe A en el país.Chupinagua precisó que se pidió a los feligreses en Santa Cruz que se obvie el "abrazo de paz" y que reciban la hostia en la mano y no en la boca.

Hace bastante tiempo atrás se pide "que la gente reciba la comunión en la mano y evite los abrazos, como han recomendado las autoridades de Salud", señaló.
El fin de semana, en Bolivia se confirmaron dos nuevos casos de gripe A, con lo que subieron a nueve los afectados por la enfermedad, la mayoría de ellos en la región cruceña.

Medios locales informaron hoy que en la población de Montero, a 51 kilómetros al norte de Santa Cruz, se suspendieron las labores escolares por tres días, debido a que en esa localidad se registraron los dos primeros casos nativos de la enfermedad.

Según el diario La Razón, en Montero hay otras cuatro personas en observación, que podrían tener la gripe A. En las próximas horas se confirmará si los casos son positivos o no.
En declaraciones al canal televisivo Cadena A, el ministro boliviano de Salud, Ramiro Tapia, consideró necesario adelantar las vacaciones de invierno en el departamento de Santa Cruz, a fin de evitar que el virus se propague.

Tapia expresó su preocupación por los nuevos casos surgidos en esa región, debido a que es una de las más pobladas de Bolivia, pues alberga a cerca de dos millones y medio de habitantes.No obstante, sostuvo que el país está preparado para hacer frente a la enfermedad, que ha sido declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Actualmente, los análisis de los casos sospechosos se realizan en el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de Santa Cruz. El Ejecutivo trabaja para habilitar a otros dos laboratorios, uno en La Paz y otro en Cochabamba, para emprender esa labor.

Bolivia cuenta con unos 12.000 tratamientos antivirales para la gripe A donados a principios del mes de mayo por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).