domingo, 7 de junio de 2009

El Evangelio de hoy


Mateo 28: 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: "Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."
¿Qué me estás diciendo, Señor?
Reflexiones sobre la lectura de hoy

El Nombre de Dios en nuestro bautismo es el nombre del amor: la Trinidad existe en una Comunidad de Amor. Cada vez que hacemos la señal de la cruz, colocamos en nuestro cuerpo la insignia del amor. El amor nos trajo a nuestra existencia, nos incorporó a la comunidad de Jesús en su Iglesia; el amor de Jesucristo está con nosotros en cada día, y viviremos en el mundo de Dios hasta el fin de los tiempos.
Espacio Sagrado