viernes, 12 de junio de 2009

El Papa nombra Jesuita para el nuevo vicariato de Mongo, Chad

En respuesta al crecimiento de la Iglesia en el país, Benedicto XVI ha elevado la prefectura apostólica de Mongo, en Chad, al rango de vicariato apostólico manteniendo la misma denominación y configuración territorial. En este país de diez millones de habitantes, de los cuales el 53 por ciento son musulmanes, los católicos en los últimos veinte años han pasado de ser poco más del 5% al 20% registrado por algunas fuentes estadísticas. La evangelización en Chad ha tenido lugar, de hecho, desde hace muy pocos años. Según las estadísticas, en el país el 14% pertenece a denominaciones protestantes, y el 7,3% es animista.
Según explicó monseñor Miguel Ángel Sebastián Martínez, obispo de la diócesis de Lai, al Sínodo de los Obispos celebrado en octubre pasado en el Vaticano, el éxito de esta evangelización se debe en parte a la importancia que se da en las comunidades cristianas a la Palabra de Dios y la Eucaristía. Los católicos del país no siempre pueden participar en la misa el domingo, por falta de sacerdotes, pero de todos modos mantienen una reunión semanal para leer la Palabra, rezar, y buscar "lo que deben hacer para cambiar todo aquello que, en sus vidas, no está en conformidad con el Evangelio", según explicó el prelado. En medio de los conflictos que afectan al país desde hace más de cuarenta años, "estamos convencidos de que la Palabra de Dios es una palabra de Paz, una palabra que anuncia la Paz y que invoca la Paz, el perdón, la reconciliación y la justicia", explicó el prelado al Sínodo. La Iglesia en el país, reveló el mismo prelado, promueve numerosas iniciativas de promoción integral del hombre y de la mujer, y de lucha contra el analfabetismo.


Según informó este miércoles la Oficina de Información de la Santa Sede a través de un comunicado, el Papa ha nombrado al padre Henri Coudray, SJ, primer vicario apostólico de Mongo, quien será ordenado obispo. Prefecto apostólico de Mongo desde el 1 de diciembre de 2001, el padre Coudray es especialista en lengua árabe, islam y diálogo interreligioso. Nació en la localidad francesa de Pont-de-Beauvoisin, en la diócesis de Grenoble-Vienne, en 1942. Estudió teología en Chantilly, en Lyon, y en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Estudió Letras en la Universidad de la Sorbonne en París y se licenció en árabe y estudios islámicos en Lyon. Fue ordenado sacerdote en 1973 y profesó en la Compañía de Jesús en 1980. Ha ejercido su ministerio en Chad, en Yamena, donde promovió encuentros entre cristianos y musulmanes, y ejerció el cargo de vicario episcopal para la región oriental de la archidiócesis.


Ha sido profesor de árabe en el instituto franco-árabe de Abéché y, en Costa de Marfil, dirigió el noviciado de Aviyán, antes de regresar a Chad, como párroco en Mongo y en Marjan Daffak. La iglesia parroquial de Mongo se ha convertido en la catedral del nuevo vicariato apostólico, que abarca una población de en torno al 1,7 millón de habitantes, seis mil de ellos católicos (el 0,35%). Los católicos de Mongo están repartidos en seis parroquias atendidas por nueve sacerdotes (seis diocesanos y tres religiosos). El vicariato cuenta además con trece religiosas, cinco religiosos, ocho misioneros laicos y dos seminaristas

(MONGO, Chad, jueves 4 de junio de 2009) (ZENIT.org)