viernes, 27 de febrero de 2009

El Evangelio de hoy

Mateo 9. 14-15
Los seguidores de Juan el Bautista se acercaron a Jesús y le preguntaron:
—Nosotros y los fariseos ayunamos mucho, ¿por qué tus discípulos no ayunan?
Jesús les contestó:
—¿Acaso pueden estar tristes los invitados a una boda, mientras el novio está con ellos? Pero llegará el momento en que se lleven al novio; entonces sí ayunarán.




Recuerdo aquellos momentos en que me he sentido muy cerca del Señor …

eran momentos de tristeza o alegría? …


Con Jesús a mi lado ¿han sido momento de privaciones o de vida plena? …

Recuerdo cuando he estado lejos de El, tratando de arreglar mi vida solo …

desolado …

Los comparo …

¿Cuándo debo ayunar? …

¿Cuándo debo renunciar? …


Analizo ahora mi estado actual …

estoy consolado con El o desolado lejos de Dios?