domingo, 11 de agosto de 2013

Comentario a la 1a. y 2a. lectura por José Enrique Galarreta, S.J



SABIDURÍA 18, 6-9
Aquella noche se les anunció de antemano a nuestros padres, para que tuvieran ánimo al conocer con certeza la promesa de que se fiaban.
Tu pueblo esperaba ya la salvación de los inocentes y la perdición de los culpables. Pues con una misma acción castigabas a los enemigos y nos honrabas llamándonos a ti.
Los hijos piadosos de un pueblo justo ofrecían sacrificios a escondidas, y de común acuerdo se imponían esta ley sagrada: que todos los santos serían solidarios en los peligros y en los bienes; y empezaron a entonar los himnos tradicionales.
Ya sabemos que este libro se llamaba "Libro de la Sabiduría de Salomón", y que se escribió en griego probablemente en Alejandría a finales del siglo I a.C. o principios del siglo I d.C. Su "Sabiduría", como toda la Sabiduría de Israel consiste en interpretar y aplicar a la vida diaria las Escrituras...

Ver completo aquí