viernes, 22 de julio de 2016

MAGIS 2016. VIERNES, 22 DE JULIO Memoria de Sta. María Magdalena Lema: ¡PERMÍTELO!


BIBLIA

Jesús fue llevado desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Juan se resistía diciendo: “Soy yo quien necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?” Jesús le respondió: “Ahora haz lo que te digo pues de este modo conviene que realicemos la justicia plena”. Ante esto, Juan aceptó. Una vez bautizado, Jesús salió del agua y en ese momento se abrió el cielo y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Se escuchó una voz del cielo que decía: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco”. (Mt 3,13-17)

ORACIÓN

GRACIA
Invita al Espíritu para que forme parte de tu vida y pídele que renueve tu identidad como criatura de Dios



MEDITACIÓN





1. Cambio. El bautismo es para Jesús el acontecimiento que se sitúa entre su vida oculta y su ministerio público. Jesús deja su casa y a su madre para responder la llamada del Padre. María y Jesús han ido madurando este momento. Imagina cómo sería su experiencia: ¿de qué hablarían?; ¿qué gestos les acompañarían? Considera y fíjate cómo permiten que su relación cambie, y piensa cómo vas manejando tu proceso de crecimiento, desarrollo y cambio con tus relaciones importantes.





2. Hijo amado. Aunque estaba oculta, Jesús reconoció y aceptó la misión del Padre para su vida, y empezó a cumplirla. Dio los primeros pasos: dejó su casa y recibió el bautismo. Los cielos se abrieron. El Espíritu y la voz del Padre confirman la elección y la identidad de Jesús: … mi Hijo amado… Contempla con atención la reacción de Jesús a estas palabras del Padre.





3. Mi vida. Imagínate que estás junto a Jesús y vas a recibir el bautismo de Juan. Escucha la voz del Padre que te dice: Mi hijo amado… Mi hija amada. ¿Qué efecto produce en tu corazón? Expresa tus sentimientos al Padre o a Jesús.





ENFOQUE DEL DÍA

Hoy es el último día de Experiencias. Vívelo tan consciente como puedas… Si crees que hay conversaciones, gestos o actividades que no te has atrevido a realizar en estos días, hoy tienes una última oportunidad para que vean la luz.

PAPA FRANCISCO

«Y tú, querido joven, querida joven, ¿has sentido alguna vez en ti esta mirada de amor infinito que, más allá de todos tus pecados, limitaciones y fracasos, continúa fiándose de ti y mirando tu existencia con esperanza? ¿Eres consciente del valor que tienes ante Dios que por amor te ha dado todo? Como nos enseña San Pablo, “la prueba de que Dios nos ama es que Cristo murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores” (Rm 5,8). ¿Pero entendemos de verdad la fuerza de estas palabras?»

MAGIS