martes, 12 de marzo de 2013

Comienza el cónclave con la Misa para pedir por el futuro Papa



12 de marzo, 2013. (Romereports.com) Los cardenales electores ya no volverán a salir del Vaticano hasta que no hayan elegido al nuevo Papa. Tras instalarse en la Casa Santa Marta participaron en la misa 'Pro eligendo Summo Pontifice' en la basílica de San Pedro. Miles de peregrinos participaron en la solemne ceremonia. Cuando el cardenal decano, Angelo Sodano, mencionó a Benedicto XVI los aplausos volvieron a resonar varios minutos junto a la tumba de San Pedro.

CARD. ANGELO SODANO

Decano Colegio Cardenalicio

“También nosotros queremos agradecer al Padre que está en los Cielos, la amorosa asistencia que siempre reserva a su Santa Iglesia, y en particular el luminoso Pontificado que nos ha concedido con la vida y las obras del 265º Sucesor de Pedro, el amado y venerado Pontífice Benedicto XVI, al cual en este momento renovamos toda nuestra gratitud”.



En los rostros de los cardenales que concelebraron en la misa se percibía la concentración y la seriedad del momento que están viviendo. El cardenal Sodano llamó a la unidad y dijo que es importante que el próximo Papa continúe con el trabajo desarrollado por los últimos Papas.



CARD. ANGELO SODANO

Decano Colegio Cardenalicio

“En el surco de este servicio de amor hacia la Iglesia y hacia la humanidad entera, los últimos Pontífices también han sido artífices de muchas iniciativas benéficas hacia los pueblos y la comunidad internacional, promoviendo sin cesar la justicia y la paz. Rogamos para que el futuro Papa pueda continuar esta incesante obra a nivel mundial”.



Después de la misa los cardenales electores se retiraron a la Casa Santa Marta donde almorzarán a las 13h. A partir de ahora el que presidirá las ceremonias será el cardenal Re, el primero en el orden de precedencia de los electores.


Comienza la Misa previa al cónclave en la Basílica de San Pedro





12 de marzo, 2013. (Romereports.com) (-SÓLO VÍDEO-) Los 115 cardenales que participan en el cónclave han entrado en procesión en la Basílica de San Pedro para comenzar la Misa 'Pro eligendo Pontifice'.

Miles de personas han querido acompañar a los cardenales en esta ceremonia que preside el cardenal decano Angelo Sodano. Los cardenales ya no volverán a salir del Vaticano hasta que hayan elegido al nuevo Papa.


«Que Dios nos conceda un Pastor que anuncie el Evangelio y la misericordia»




Sodano Preside la misa “pro eligendo Pontifice” en San Pedro. La multitud aplaude por el homenaje a Benedicto XVI


Andrea Tornielli
Ciudad del Vaticano


«Que el Señor nos conceda un Pontífice que lleve a cabo con corazón generoso la noble misión de presidir en la caridad». Con estas palabras, el cardenal decano Angelo Sodano concluyó la homilía de la misa «Pro eligendo Pontifice», que presidió como decano del colegio cardenalicio. La misa fue concelebrada por todos los purpurados, no solo por los electores que entrarán en el Cónclave hoy por la tarde.Las palabras del decano han reforzado los trabajos de las Congregaciones generales.



El perfil que surge de su homilía es el de un Papa que sea un pastor verdadero, comprometido en la «misión de misericordia y en el anuncio de Cristo que es el primero y principal factor de desarrollo de los pueblos». Sodano citó la profecía de Isaías que se esuchó en la primera lectura, en la que se anuncia el envío de «un Mesías lleno de misericordia» para llevar con alegría la noticia a «los pobres, a curar las llagas de los corazones rotos, a proclamar la libertad entre los esclavos, la excarcelación de los prisioneros».


Ese Mesías es Jesús y Él es «un amor que se hace notar particularmente en el contacto con el sufrimiento, la injusticia, la pobreza, con todas las fragilidades, tanto físicas como morales».


Esta misión de misericordia -añadió el cardenal decano- ha sido encomendada por Cristo a los pastores de su Iglesia, «pero compromete aún más al obispo de Roma». Sodano, citando el mensaje de la Cuaresma de Benedicto XVI, explicó que a veces se circunscribe el término “caridad” a la “solidaridad” o a la simple “ayuda humanitaria”. En cambio, la máxima obra de caridad es «justamente la Evangelización».


Sodano, al inicio de la homilía de hoy agradeció por el Pontificado del «amado Benedicto XVI». La multitud de fieles estalló en un largo aplauso.

Vatican Insider