martes, 19 de enero de 2010

"El pueblo haitiano no es salvaje"


Testimonio de Sonia Adames, directora de Acción Social de Entreculturas
Los jesuitas trabajan dentro y fuera de Haití
Sonia Adames, directora de acción social del Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes-Entreculturas de Santo Domingo, relata el trabajo que los jesuitas están llevando a cabo en Haití:
Articulación de la ayuda
"Es una articulación de varias organizaciones, no sólo el centro Bonhomme, o el centro de los jesuitas, sino de toda la sociedad civil dominicana organizada. Lo que dispusimos fue que previendo que cuando hay catástrofes así iba a haber problemas de seguridad, de saqueo y que también podía ser muy desorganizado, a pesar de la desesperación que teníamos de que la ayuda llegue, el operativo que montamos fue para que esa ayuda llegue de una forma lo más organizada posible.
Dispusimos un almacenamiento en una nave industrial en una provincia que se llama Barahona que está a dos horas de la frontera, para así tener a disposición lo necesario de manera más rápida. Después tenemos un equipo humano en Jimaní, más operativo, que está en contacto con Haití y con el acopio de Barahona para que cuando en Haití digan que necesitan tal cantidad y tales especies de mercancías, ellos puedan llamar directamente a Barahona para llevarla lo más pronto posible hasta Haití. En Haití tenemos una comisión que es la que está detectando posibles centros de acopio, viendo los edificios que están en condiciones para ello y también los equipos humanos que puedan recibir esa ayuda y distribuirla. Estamos priorizando instituciones religiosas e instituciones sociales con las que el SJR trabaja, para garantizar que sean grupos organizados y afines al trabajo que hacemos. Además de todos esos equipos tenemos otro aquí en la capital que es de acopio pero también de solidaridad, de recepción de todas las instituciones económicas, sociales y religiosas de República Dominicana para recibir toda la ayuda, organizarla por especies, montar los furgones que pueden llegar hasta Barahona y de ahí hasta Jimaní y de ahí hasta su destino, que es Puerto Príncipe, custodiado por los Cascos Azules para que no pueda ser saqueado".
Ayuda ya distribuida por el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes:
"Nosotros hemos enviado desde esta oficina alrededor de 200 toneladas ya. Hemos priorizado agua porque fue un SOS que nos enviaron desde allá, y alimentos, básicamente. Los medicamentos no los habíamos empezado a mandar porque más estábamos organizando que los heridos fueran trasladados a hospitales de la zona fronteriza y abastecíamos de medicamentos a los hospitales. Además siete furgones llegaron desde nuestra oficina en Santiago, la segunda ciudad del país, que también montó un operativo. Establecimos dos centros de acopio, desde Santo Domingo hemos mandado la ayuda al noviciado de la Compañía de Jesús que está en Tabarre, un barrio a la entrada de Puerto Príncipe, en la parte oriental. Lo que hicimos fue desde Santiago apear la ayuda en Cáritas CRS, que tiene también un centro de acopio más adentro
"El pueblo haitiano no es salvaje"
Lo que ha salido en la prensa de que dos empresarios que fueron por su cuenta ante este operativo y fueron baleados y que ha habido cuestiones de violencia, hay que tener mucho cuidado con cómo se maneja eso en la opinión pública. Desde República Dominicana, al ser un país limítrofe y uno más pobre que el otro, hay un fuerte prejuicio hacia los haitianos, y se está explotando mucho la dimensión del salvajismo del pueblo haitiano. Creemos que todo país en condiciones similares, es susceptible de que se generen saqueos y demás cosas. Sin embargo, nosotros tenemos reporte de gente, instituciones, etc que ha ido y ha dicho que el pánico y la opinión pública que se ha montado desde este lado no se compara con la realidad. Ellos han dicho que han visto gente más estoica, gente tranquila aún en medio de la desesperación de un pueblo que se está muriendo de hambre. Entonces sí tenemos hechos aislados, pero hay que tener cuidado con decir que el pueblo de Haití es salvaje. Nosotros no tenemos reporte desde la ayuda que estamos llevando a allá de hechos de violencia".
ONU y el Sevicio Jesuita a los Refugiados
"Así como las Naciones Unidas, las agencias internacionales y los espacios económicos, sociales de República Dominicana se han acercado a nosotros, yo llegué un momento a pensar que estábamos haciendo un cuello de botella porque lo que salía en los medios era que si querían que la ayuda llegara con cierto nivel de fiabilidad, la tenían que traer aquí, al centro Bonó. Gracias a Dios ya hay otros espacios igualmente fiables como Cáritas y otras ONG que también han hecho operativas y la ayuda, se ha hecho simultáneamente. No he vuelto a escuchar las Naciones Unidas pero la opinión que nosotros dimos es que quien tenga la posibilidad de montar la ayuda y hacerla llegar a Puerto Príncipe, es mejor que la haga llegar por sus propios medios, para no hacer un cuello de botella".
Cuentas bancarias para donaciones:
Santander 0049 0496 83 2010200200
BBVA 0182 4000 62 0208002127
Banco Popular 0075 0927 29 0600155000
Banesto 0030 1306 76 0002591271
Barclays Bank 0065 0100 18 0001541615
La Caixa 2100 4770 11 0200104459
Caja Madrid 2038 0603 28 6006374747
Ibercaja 2085 9981 34 0330155450
Y para información:902 444 844www.entreculturas.org
RD