miércoles, 28 de septiembre de 2016

Reflexiones sobre la lectura del Evangelio de hoy




La Palabra de Dios

Lucas 9: 57-62


Mientras iban en camino, alguien le dijo: "Maestro, te seguiré adondequiera que vayas". Jesús le contestó: "Los zorros tienen cuevas, y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene donde recostar su cabeza." Jesús dijo a otro: "Sígueme." El contestó: "Señor, deja que me vaya y pueda primero enterrar a mi padre." Jesús le dijo: "Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve a anunciar el Reino de Dios." Otro le dijo: "Te seguiré Señor, pero antes déjame despedirme de mi familia." Jesús le contestó: "El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios."

Palabra del Señor


Reflexiones sobre la lectura de hoy

Este es un ejemplo de la forma de enseñar de los hebreos, usando la exageración.

¿Hay una sensación de que puedes decirte a tí mismo/a, que “habiendo puesto la mano en el arado, ¿miraste atrás?”: ¿Cuáles fueron las consecuencias? Si nunca has hecho eso, cuáles son los temas que te tientan para hacerlo? Habla con el Señor sobre esto.


Conversación



Siento que reacciono en alguna forma al orar con la Palabra de Dios? Me siento desafiada(o), confortada(o), enojada(o)?


Imagino a Jesús sentado o de pie, a mi lado; le hablo sobre mis sentimientos, como al mejor de los amigos.


Conclusión


Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

Espacio Sagrado