miércoles, 28 de septiembre de 2016

Algo para pensar y orar en esta semana



El bienestar espiritual


Ya que el bienestar espiritual se trata de estar en línea con el Espíritu, deberíamos preguntar: “¿Qué es lo que apasiona a Dios?” Pienso que lo que lo apasiona es el amor desinteresado. Misericordia. Compasión. Justicia. La gran imaginación de Dios visualiza un mundo en el cual los hambrientos son saciados, los sedientos reciben agua para beber, los enfermos son atendidos, los desnudos son abrigados y los extranjeros son bienvenidos. Una espiritualidad sana nos empuja a estar presentes para los necesitados, ofreciéndoles la posibilidad de ver la Presencia de Dios, lo que les impide el dolor de sus vidas. Dorothy Day insiste en que lo que cada persona bautizada debe hacer cada día, está directa o indirectamente relacionada con el trabajo corporal y espiritual de misericordia. Ella sabía que la pasión de Dios se encontraría ahí. Si estás buscando a Dios – la meta de la espiritualidad – éstos son los lugares donde buscar. Como nos recuerda el canto tradicional Ubi Caritas; “Donde prevalecen la caridad y el amor, ahí se encontrará siempre a Dios.”


El Dios que buscamos está ahí, tiene una misión, y nos invita, a ti y a mí, a ser parte de ella.

Imagínate eso.

Jue Paprocki
Espacio Sagrado