jueves, 22 de septiembre de 2016

JESUITAS. CG 36. Consideraciones Previas por Orlando Torres sj



En la CG36 hay algunas novedades que reflejan la experiencia de recientes congregaciones. Por ejemplo, el reporte sobre el “Estado de la Compañía” (De Statu) estará listo antes del comienzo de la Congregación General, lo que permitirá una formulación más serena y reflexiva del mismo. De la misma manera, el trabajo previo hecho por las comisiones respecto a varios temas será considerado parte de la Congregación General. Finalmente, por primera vez seis Hermanos Coadjutores participarán como electores con derecho a elegir al nuevo General.
En relación a los tópicos a tratarse durante la Congregación, en la carta en la que el P. Nicolás convoca a la Congregación General, el P. General pidió a cada jesuita que reflexione y discierna sobre las que él considera son las tres llamadas más importantes que el Señor hace hoy a la Compañía. Considero que del análisis de estas respuestas podrían surgir importantes temas a tratarse en la Congregación General.
Creo que también tendremos que tener en cuenta la llamada que Su Santidad ha hecho a ir hacia las fronteras y periferias del mundo, problemáticas relacionadas con los inmigrantes y refugiados, el Jubileo de la Misericordia, y el Sínodo de la Familia. Es importante recordar que el decreto 4 de la CG32 respecto al servicio de la fé y promoción de la justicia fue inspirado como continuación del Sínodo de la Justicia (1971-72).
Otro tema importante que creo debería ser considerado es el cambio demográfico en la Compañía. Así como ocurre en la Iglesia Universal, el número de jesuitas jóvenes crece especialmente en Asia (47%) y Africa (20%), permanece relativamente estable en Latinoamérica (12%), y continúa disminuyendo en Europa (12%) y Estados Únidos (9%). Esto significa que el 79% de los jesuitas jóvenes se encuentran en el sur (Asia, África y Latinoamérica), mientras que sólo el 21% se encuentran en Europa y Estados Únidos. La Compañía del futuro -y con esto me refiero a los próximos diez años- mostrará un rostro bien diferente. Tomando en cuenta que muchos de los puestos claves en varias instituciones como la Universidad Gregoriana han sido ocupados por jesuitas europeos o norteamericanos, deberemos reflexionar acerca de las consecuencias que traerá este cambio demográfico en la Compañía, de manera que aquel no nos encuentre poco preparados.
Fragmento de una entrevista hecha al P. Orlando Torres publicada en la última edición de “Universidad Gregoriana”

CG 36