sábado, 31 de diciembre de 2016

EL PAPA FRANCISCO Y EL AÑO 2016. JULIO, AGOSTO y SEPTIEMBRE

Julio 2016: La Jornada Mundial de la Juventud en la tierra de Juan Pablo II



A principios de mes de julio se puso punto y final al Proceso Vatileaks 2, durante el que fueron juzgados varios dependientes del Vaticano y dos periodistas. El único que fue a la cárcel fue el sacerdote español.
 
"...condena al imputado a la pena de 18 meses de reclusión”.
 
En julio el Papa nombró nuevos portavoces, el estadounidense Greg Burke y a una mujer, la española Paloma García Ovejero.
 
"¿Cómo les va?”
"Una gallega metida en el Vaticano...”
 
A finales de julio el Papa viajó a Polonia, para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.
 
La primera gran visita del viaje a Polonia fue a Czestochowa, el corazón espiritual de Polonia. El Papa rezó conmovido ante la Virgen Negra; una de las devociones más queridas por Juan Pablo II.
 
La Misa comenzó con un susto, este tropiezo que no tuvo más consecuencias. Por eso, antes de que comenzara la homilía le saludaron con este aplauso.
 
Quizá el momento más intenso de su viaje a Polonia fue en el campo de exterminio de Auschwitz. Lo visitó solo y en silencio, porque no hay palabras que describan uno de los mayores horrores de la historia.
 
Saludó uno a uno a 10 supervivientes del Holocausto frente al "muro de la muerte” donde fueron fusiladas miles de personas.
En Birkenau, se escuchó el Salmo 130, el dolorido canto del desesperado que pide ayuda a Dios desde las profundidades y ´caminó ante el memorial por las personas que murieron en los campos de concentración durante la II Guerra Mundial.
 
El momento más importante de la JMJ fue esta vigilia de oración al anochecer en una explanada cerca de Cracovia, con espacio para más de un millón de jóvenes.
 
El Papa Francisco entró a través de esta simbólica puerta santa y de la mano de jóvenes del mundo.
 
En un enérgico discurso, les invitó a no ser jóvenes adormilados y les pidió que no se conformen con una vida vivida desde el sofá.
 
FRANCISCO
"Queridos jóvenes, no vinimos a este mundo a "vegetar”, a pasar por él cómodamente, a hacer de la vida un sofá que nos adormezca. Al contrario, hemos venido a otra cosa, a dejar una huella. Es muy triste pasar por la vida sin dejar una huella. Jesús quiere tus manos para seguir construyendo el mundo de hoy. Él quiere construirlo contigo. ¿Tú que respondes?, ¿qué respondes, sí o no?”.

Después llegó el momento de la Adoración Eucarística. El más de millón y medio de jóvenes del Campus Misericordiae se unió al Papa en silenciosa oración.
 
El Papa se marchó, pero todos ellos pasaron allí la noche.
 
La mañana siguiente, le dieron así la bienvenida, cuando llegó para celebrar una Misa sólo para ellos.

FRANCISCO
"No os dejéis anestesiar el alma, aspirad a la meta del amor hermoso, que exige también renuncia, y un "no” fuerte al dóping del éxito a cualquier precio y a la droga de pensar sólo en sí mismo y en la propia comodidad”.

Antes de despedirse, Francisco les convocó de nuevo para la próxima Jornada Mundial de la Juventud.
 
FRANCISCO
"...Será en el 2019 en Panamá”.
 
Queda mucho tiempo, pero el Papa ya lo está preparando. Por lo pronto, con la camiseta de la selección nacional panameña, y con el sombrero de los campesinos del país que le entregaron en el avión.


Agosto 2016: El Papa invita a comer a refugiados y visita a mujeres rescatadas de la prostitución




El Papa comenzó el mes de agosto con una visita exprés a Asís, que celebraba 800 años del "Perdón”. Es la indulgencia que obtuvo el mismo San Francisco para que los peregrinos que el 2 de agosto vayan a esta iglesia obtengan la misma indulgencia que los que van a Tierra Santa.
 
El Papa rezó en la Porciúncula, la iglesia que San Francisco reconstruyó con sus propias manos, el lugar en el que fundó su Orden y el lugar en el que falleció.
 
Luego, el Papa tuvo una intensa homilía sobre el profundo significado del perdón de Dios.
 
FRANCISCO
"El mundo necesita el perdón; demasiadas personas viven encerradas en el rencor e incuban el odio, porque, incapaces de perdonar, arruinan su propia vida y la de los demás, en lugar de encontrar la alegría de la serenidad y de la paz”.
 
Una vez más, pidió a las personas que se confiesen con un sacerdote, para que Dios les perdone sus pecados por graves que sean. Y para que quedara claro, se salió de la agenda prevista y se sentó a confesar a peregrinos.
 
En agosto el Papa tuvo dos importantes gestos de misericordia. Primero invitó a comer a su casa a 21 refugiados sirios. Le regalaron una dramática colección de dibujos de niños sobre el drama que ya han vivido

"Es el drama de la guerra”.
 
Otro día visitó una casa de la Comunidad Papa Juan XXIII en la que viven 20 mujeres liberadas de la esclavitud de la prostitución.
Durante más de una hora le relataron cómo se han aprovechado de ellas, las han violado y las siguen amenazando.

"Hoy os pido perdón a todas vosotras. Por todos los cristianos, los católicos, que han abusado de vosotras. Y también perdón de mi parte, por no haber rezado lo suficiente por vosotras y por esta esclavitud”.

Durante la noche del 24 de agosto un fuerte terremoto sacudió el centro de Italia y provocó unas 300 víctimas mortales y destrozos irreparables en varias ciudades.
 
El Papa, que ese día tenía previsto una catequesis, la sustituyó por un intenso rosario.
 
A finales de mes le visitó el fundador de Facebook, Mark Zuckerbergacompañado de su mujer.

"El libro trata sobre la importancia de conectar a las personas y el hecho de que una gran mayoría no tienen acceso a Internet”.

Al Papa le gustó la idea construir una cultura del encuentro que transmita esperanza a los más desfavorecidos. Y antes de despedirse pidió a Zuckerberg y su mujer algo que nadie les había pedido antes.

"Por favor, recen por mí”.


Septiembre 2016: Madre Teresa de Calcuta es santa




El mes de septiembre comenzó con la canonización de la Madre Teresa de Calcuta, la  mujer católica más influyente del siglo XX.
 
FRANCISCO
"Declaramos y definimos santa a la beata Teresa de Calcuta y la inscribimos en el libro de los Santos”.
 
Entre los cien mil peregrinos había algunas religiosas de la orden que ella fundó, acompañadas de 1.500 pobres con asientos reservados en las primeras filas.
 
FRANCISCO
"Ha hecho sentir su voz a los poderosos de la tierra, para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos”.

Cuando acabó la Misa, el Papa invitó a almorzar pizza en el mismo Vaticano a cientos de personas sin techo para celebrar la canonización.
 
Y precisamente como homenaje a Madre Teresa, que fue una firme defensora de la vida, en septiembre el Papa visitó un hospital para recién nacidos enfermos.
 
Además de estar con los bebés, les dejó en sus cunas una medalla y saludó a sus padres.
 
"Se llama Giancarlo, nació con 7 meses. Es un poco prematuro. Pero está bien. Ya nos falta poco para llevarlo a casa”.
 
También en septiembre el Papa viajó a Asís para el "Encuentro Mundial de Oración por la Paz” organizado por la Comunidad de San Egidio.
 
Allí, líderes de muchas religiones, y cada uno por su cuenta, rezaron por la paz.
 
No se trataba de diálogo teológico, sino de mostrar que lo que une a quienes creen en Dios es la certeza de que hay que construir la paz.
 
Después, todos juntos se reunieron para dar un fuerte de mensaje al mundo.
 
El Papa se comprometió a que ninguna tragedia caiga en el olvido y que los líderes religiosos les darán voz. Y pidió que no se use la religión para justificar la guerra.
 
FRANCISCO
"No nos cansamos de repetir que nunca se puede usar el nombre de Dios para justificar la violencia. Sólo la paz es santa y no la guerra. Nuestro futuro es el de vivir juntos. Por eso, estamos llamados a liberarnos de las pesadas cargas de la desconfianza, de los fundamentalismos y del odio”.

Un compromiso que pusieron por escrito, firmaron y entregaron a este grupo de niños, porque el futuro que se construye hoy, será su presente.