jueves, 29 de diciembre de 2016

EL PAPA FRANCISCO Y EL AÑO 2016. ENERO, FEBRERO Y MARZO

Enero de 2016: Visita a la sinagoga y encuentro con Google y Apple



Una de las primeras ceremonias del Papa de este año fue el bautizo de 26 bebés en la Capilla Sixtina.
Fueron 13 niños y 13 niñas, hijos de empleados del Vaticano. El Papa recordó a los padres que la fe es lo mejor que pueden dejar a sus hijos.
FRANCISCO
"No olvidéis que la mayor herencia que podéis dar a vuestros niños es la fe. Cuidad que no se pierda, haced que crezca y dejadla como herencia”.

En enero el Papa publicó su primer libro. Una entrevista sobre la misericordia con el periodista italiano Andrea Tornielli. Lo presentó oficialmente el director de cine italiano Roberto Benigni, que asegura haberlo leído 7 veces.

ROBERTO BENIGNI
Actor y director

"Cuando era pequeño y me preguntaban qué quieres ser de mayor, yo siempre respondía: "Quiero ser Papa”. Y como todos se ponían a reír, comprendí que debía hacerme cómico. Si se hubieran arrodillado me habría hecho Papa”.
ANDREA TORNIELLI
Autor, "El nombre de Dios es Misericordia”

"Lo mejor del libro es que muestra su experiencia, con anécdotas y recuerdos, muestra la delicadeza con la que afronta la situación de personas concretas”.

Fue un mes con muchas visitas. El Papa estuvo con Jean Todt, enviado especial de la ONU para Seguridad Vial. Le contó que cada día mueren 500 niños y 20.000 resultan heridos por accidentes de tráfico.

"El casco es un símbolo de seguridad para todos”

También estuvo con el Papa el presidente de Google, Eric Schmidt.
ERIC SCHMIDT
Presidente de Google

"Quiero trabajar con usted para contribuir a realizar estos puntos... Vamos a conseguirlo. Vamos a... Muchas gracias”.

Una semana más tarde fue el turno del director ejecutivo de Apple, Tim Cook.
"Es todo un honor conocerle”.

La visita más curiosa fue la del actor Leonardo DiCaprio.

"Santidad. Gracias por dedicarme esta audiencia privada con usted”.
"Siéntese, por favor”.

El actor, como el Papa, está muy implicado en la defensa del medio ambiente.
"Y rece por mí, no se olvide”.
"Lo haré. Gracias”.

En un terreno más geopolítico, el Papa también se reunió con Hasán Rouhaní, presidente de Irán.
"Espero que se sienta como en su casa”.
El Papa le entregó un simbólico medallón y le explicó su significado.
"Es la figura de San Martín, cuando era soldado. Se quitó la capa para abrigar a un pobre. Hace falta fraternidad gratuita”.
"Muchas gracias, de verdad”.
Durante este año, cada mes el Papa ha hecho una obra de misericordia en público. Miren cómo reaccionaron cuando entró en este centro para ancianos.
"Estoy muy contento”.
"Y nosotros también, de acogerlo”.
El Papa se sentó con ellos en la sala de estar, y luego visitó en sus habitaciones a quienes no pudieron acercarse.

"¿Cómo está, señora?”
"No muy bien...”
"¡Ánimo!”.

De regreso al Vaticano, se detuvo en una casa que acoge a seis personas en estado vegetativo y a sus familiares.

La visita más importante del mes fue a la sinagoga de Roma. En la misma puerta le recibió el rabino jefe.

Con quienes se detuvo más tiempo fue con los supervivientes del Holocausto, sentados en primera fila.

RUTH DUREGHELLO
Presidenta, Comunidad Judía de Roma

"No podemos caer en los mismos errores del pasado, hechos de silencios ensordecedores y miradas apartadas. Hombres y mujeres que no hicieron nada ante vagones llenos de judíos enviados a los hornos crematorios”.

RICCARDO DI SEGNI
Rabino Jefe de Roma

"Acogemos al papa para confirmar que las diferencias religiosas, que hay que mantener y respetar, no deben ser justificación del odio y de la violencia; debe haber amistad y colaboración”.
FRANCISCO
"Sí a que se redescubran las raíces judías del cristianismo; "No” a cualquier forma de antisemitismo. Se condena toda injuria, discriminación y persecución. El Holocausto nos enseña que hay que vigilar al máximo para intervenir a tiempo en defensa de la dignidad humana y de la paz”.

Antes de marcharse, el Papa escuchó el himno Ani Maamin, el que cantaban los judíos antes de entrar en las cámaras de gas, para confirmar su Fe en Dios.
El mes se cerró con un curioso fenómeno meteorológico, muy poco habitual en Roma: la Ciudad Eterna se despertó envuelta en una densa neblina.

Un fenómeno que dio un toque de sugestivo misterio a las calles de una de las capitales más bellas del mundo.

Febrero: Encuentro con el Patriarca de Moscú y viaje a México


En el mes de febrero tuvo lugar uno de los momentos más multitudinarios del Jubileo. Miles de personas salieron a las calles de Roma para recibir los restos de dos santos famosos por haber dedicado mucho tiempo a confesar a la gente: San Leopoldo de Mandic y el Padre Pío.
Las reliquias estuvieron varios días expuestas en la Basílica de San Pedro e incluso el Papa Francisco fue a rezar ante ellas.

En febrero el Papa hizo quizá el viaje más importante del año. Una visita a México, con una parada técnica en Cuba.

"Es un viaje duro, con muchos compromisos, pero muy deseado, por mi hermano Kiril, por mí y por los mexicanos”.
En el aeropuerto de La Habana por primera vez en la historia un Papa se reunía con un Patriarca de Moscú.

Se saludaron con tres besos, como manda la tradición rusa.

"Me alegra mucho verle”.
"Gracias hermano”.

"A pesar de todo, tenemos la oportunidad de conversar de corazón a corazón”.
"Eso es lo que quiero hacer. Somos hermanos, tenemos el mismo bautismo, somos obispos”.

Durante dos horas se reunieron a puerta cerrada y después firmaron una declaración conjunta.

"El resultado de la conversación me permite asegurar que actualmente las dos Iglesias pueden cooperar conjuntamente defendiendo a los cristianos en todo el mundo”.
"Hablamos claramente sin medias palabras y yo les confieso que he sentido la consolación del Espíritu en este dialogo”.
Con su firma sellaron también el final de casi mil años de desconfianzas recíprocas.
Algunas horas después el Papa llegó a México, donde lo recibieron así.
El viaje duró casi seis días, y el primer gran encuentro fue una Misa en la Basílica de Guadalupe, ante unas 35 mil personas.
FRANCISCO
"Sé mi embajador, nos dice, dando de comer al hambriento, de beber al sediento, da lugar al necesitado, viste al desnudo y visita al enfermo. Socorre al que está preso, perdona al que te lastimó, consuela al que esta triste, ten paciencia con los demás y, especialmente, pide y ruega a nuestro Dios”.
Después de la Misa el Papa se detuvo casi 30 minutos ante la imagen de la Virgen y rezó en silencio en aquel lugar emblemático.
Al día siguiente visitó Ecatepec, uno de los municipios más violentos del Estado.
FRANCISCO
"...Donde no haya necesidad de emigrar para soñar; donde no haya necesidad de ser explotado para trabajar; donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de unos pocos. Una tierra que no tenga que llorar a hombres y mujeres, a jóvenes y niños que terminan destruidos en las manos de los traficantes de la muerte”.

Desde Ciudad de México viajó a Chiapas, para estar cerca de los indígenas, los considerados últimos del país. Por eso, les pidió perdón.
"Santo Padre, a pesar de que tenemos mucho dolor por tantas injusticias, tenemos mucha fe en Dios”.

FRANCISCO
"Perdón. El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita. Los jóvenes de hoy, expuestos a una cultura que intenta suprimir todas las riquezas y características culturales en pos de un mundo homogéneo, necesitan que no se pierda la sabiduría de sus ancianos”.

En Chiapas también se reunió con miles de familias. Algunas cumplían 50 años de casados, y volvieron a intercambiar sus alianzas, esta vez con el Papa como testigo.
FRANCISCO
"Prefiero familias arrugadas, con heridas, con cicatrices pero que sigan andando porque esas heridas, esas cicatrices, esas arrugas es fruto de la fidelidad de un amor que no siempre les fue fácil. El amor no es fácil. No es fácil, no. Pero es lo más lindo que un hombre y una mujer se pueden dar entre sí. El verdadero amor, para toda la vida”.

Al día siguiente estuvo en Morelia, Michoacán, zona en el pasado ligada al narcotráfico y la violencia.
FRANCISCO
"¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad? FLASH. Creo que podríamos resumirla con la palabra resignación”.

El encuentro más multitudinario fue este en un estadio con miles de jóvenes. Uno de ellos no controló su entusiasmo y provocó este curioso episodio.
"¡No seas egoísta!”.

El último día del viaje Francisco estuvo en Ciudad Juárez y visitó una de las cárceles más peligrosas del país para saludar personalmente a decenas de reclusas y reclusos.
"Gracias por acordarse de nosotros. Por su sencillez, por su humildad”.

FRANCISCO
"En la capacidad que tenga una sociedad de incluir a sus pobres, sus enfermos o sus presos está la posibilidad de que ellos puedan sanar sus heridas y ser constructores de una buena convivencia”.

Celebró Misa en la frontera entre México y Estados Unidos. De un lado, asistieron más de 200.000 peregrinos en Ciudad Juárez, México. Del otro, unos 50.000 en El Paso, Estados Unidos.
El Papa se detuvo ante esta cruz que puede verse desde ambos países, para rezar por todos los migrantes forzados que han fallecido intentando cruzar la frontera.
Recordó que migración se ha convertido en fenómeno global y una crisis humanitaria que no se puede valorar únicamente en números.

FRANCISCO
"Esta crisis, que se puede medir en cifras, nosotros queremos medirla por nombres, por historias, por familias”.

Miles de personas le despidieron en el aeropuerto. Pero este pequeño mexicano fue quien se ganó el último saludo del Papa.
La principal visita de Estado del mes de febrero fue la primera del presidente argentino Mauricio Macri.
Fue un encuentro correcto pero casi frío porque Francisco quería mostrar mostró la normalización de las relaciones con su país, que hasta ahora eran un poco exuberantes.
El Papa bromeó sólo con la esposa del presidente al recordarle la ausencia de una pequeña pero importante parte de la familia: su hija.
"Le falta algo en el brazo”.
"Antonia”.

Marzo 2016: Francisco lava los pies a un grupo de refugiados el Jueves Santo



En el mes en el que cumplió tres años como Papa, Francisco volvió a ser el primero en confesarse durante la liturgia penitencial de Cuaresma. Dos días después partió con la Curia a la localidad de Ariccia para pasar unos días de retiro espiritual, sin audiencias ni encuentros privados.
Antes de regresar, el Vaticano dio a conocer las normas que Francisco aprobó para evitar gastos excesivos en los procesos de canonización. Una nueva norma en favor de la transparencia económica.
La situación de los refugiados fue una de las constantes de ese mes. Primero, en una de las audiencias generales se apartó del discurso escrito para romper una lanza en favor de su acogida.

FRANCISCO
"Cuando intentan entrar en otro lugar, les cierran las puertas. Y se quedan allí, en la frontera, porque muchas puertas y muchos corazones se han cerrado”.

Luego, durante la Semana Santa, sus mensajes a favor de la solidaridad con los refugiados fueron constantes. El gesto más fuerte de todos fue el Jueves Santo, cuando se arrodilló ante un grupo de refugiados para lavarles los pies como Cristo hizo con los apóstoles. 
Estaba muy presente el reciente atentado en Bruselas que se cobró la vida de 35 personas y el Papa no pasó por alto la oportunidad de denunciar el tráfico de armas.
FRANCISCO
"Hace tres días, un gesto de guerra, de destrucción, en una ciudad de Europa. De gente que no quiere vivir en paz. Pero detrás de ese gesto, como detrás de Judas, había otros. Detrás de Judas estaban los que han entregado el dinero para que Jesús fuera entregado. Detrás de ese gesto están los fabricantes de armas que quieren sangre y no paz, que quieren la guerra y no la fraternidad”.

Al terminar la ceremonia Francisco saludó uno por uno a los más de 800 refugiados presentes.
Sobre el terrorismo habló en otras ocasiones durante este mes, especialmente durante el Vía Crucis del Viernes Santo. Al concluir el Papa recitó una oración en la que enumeró el sinfín de dramas de nuestro tiempo.
FRANCISCO
"Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los fundamentalismos y en el terrorismo de los seguidores de una religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia”.

Durante el mes de marzo Francisco tuvo algunos encuentros oficiales como con el presidente de Portugal o los duques de Luxemburgo, aunque, sin duda, uno de los momentos más especiales fue cuando se anunció la fecha definitiva de la canonización de Madre Teresa de Calcuta: el 4 de septiembre.