viernes, 11 de diciembre de 2015

Cambio climático y migraciones por José Luis Pinilla Martín sj

Cambio climático y migraciones

En los próximos cincuenta  años, 1.000 millones de personas que podrían migrar por razones climáticas, principalmente de los países más empobrecidos, seguirán esperando a la puerta…  Y es que los gritos de la tierra y los gritos de los pobres son un único grito, porque "no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socioambiental " según recordó recientemente el cardenal  A. Turkson, en el Foro Internacional  “El cuidado de la casa común”.

Y pensando en los más débiles.  “¿Qué hay de nuestros hermanos y hermanas, muchos de ellos niños, que escapan de la pobreza generada por los huracanes y las sequías y arriesgan sus vidas cruzando con el sueño de una vida mejor, y se topan con un muro vergonzante?”, como se pregunta el citado cardenal.

La propuesta es la ecología integral, - recogiendo el eco de la “Laudato Sí”-  que se sustenta  en la convicción imprescindible de que hay que  tener en cuenta -para abordar el fenómeno-  las dimensiones individuales y colectivas,  externas e internas, los desafíos locales y globales etc. Conjuntamente. Ecología integral, que atienda cómo afecta al hombre cualquier desastre, sobre todo a los más vulnerables, y pueda preguntarse, más allá de la curiosidad, desde dónde y cómo se han enraizado en la historia planetaria y en la individual dichos desastres. Es la base para la justicia y el desarrollo en el mundo, donde cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar, incluso con pequeñas acciones que pueden ir marcando la diferencia.

Reflexiones  que yo también me hacía contemplando los humildes zapatos, de un hombre valiente y profético, que quiso también caminar con otros muchos por las calles de Paris estos días de la Cumbre del Clima (COP21).  Y que como no es Dios – solamente su Vicario- no puede estar en todos los sitios a la vez, pero al menos dejó, en la Plaza de la República de París, los testimonios  modestos de sus zapatos (acompañados precisamente por los de los del  Cardenal Turkson y los del cardenal Humes). Unos zapatos gastados de tanto acompañar, por tantos caminos, los sufrimientos de los pobres.

P. Jose Luis Pinilla Martin S.J,. Director Comisión Episcopal de Migraciones
Espiritualidad ignaciana
Jesuitas España