martes, 3 de diciembre de 2013

Iniciando el día, recordando a San Francisco Javier, Patrono de las Misiones, que falleció en un día como hoy pero 1552.


¡AY DE MÍ, SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO

De sus cartas a san Ignacio



Breve cronología

7-4-1506. Nace en el Castillo de Javier (Navarra, España).


1525. Marcha a París para estudiar en la Sorbona.


15-8-1534. Hace los votos de Montmartre con Ignacio y otros cinco compañeros.


24-6-1537. Ordenado sacerdote en Venecia.


1540. Destinado a las Indias.


7-4-1541. El mismo día de su 35 cumpleaños sale de Lisboa.


6-5-1542. Llega a Goa. Desde allí, durante unos 7 años evangeliza buena parte del sur de la India, Ceilán, Malaca, etc.


15-8-1549. Llega a Kagoshima, Japón.


1551. Regresa a la India y hace nuevos proyectos.


3-12-1552. Muerte en la isla de Sanchón, frente a las costas de China.


12-3-1622. Es canonizado junto a San Ignacio, Santa Teresa, San Isidro Labrador y San Felipe Neri por el Papa Gregorio XV.


1904. San Pío X le nombra Patrono de las Misiones.


Algunas noticias
Hoy

Exposición de las reliquias de San Francisco Javier


La fecha de la exposición ha sido anunciada en un decreto del arzobispo de Goa, Damman y Diu, Monseñor Filipe Neri Ferrao. Los restos del santo serán trasladados de la Basílica Bom Jesus (del siglo XVI) a la más espaciosa catedral de Goa, donde serán expuestos a la veneración de los fieles durante 44 días.
Es la decimoséptima vez que se exponen las reliquias. De ordinario la exposición se repite cada diez años, y atrae una multitud de centenares de miles de fieles venidos incluso de otros países. La última vez, en 2004, marcó el record con más de dos millones, casi el doble que en 1994.

San Francisco Javier, nacido en Navarra en 1506, es uno de los fundadores de la Compañía de Jesús junto con san Ignacio de Loyola. Javier comenzó en 1542 su misión en Oriente, a partir de la ciudad de Goa, adaptando con un profundo sentido apostólico, el mensaje evangélico a los diversos grupos que le escuchaban. Sus viajes apostólicos le llevaron a varios países del Oriente, y murió a las puertas de China en 1552. Fue canonizado en 1622 por el Papa Gregorio XV.

RECORDANDO: La ciudad japonesa de Shimonoseki erigió un monumento a San Francisco Javier en el 450 aniversario de su muerte



La ciudad japonesa de Shimonoseki, perteneciente a la provincia de Yamaguchi y en la que se enclava uno de los puertos más destacados del comercio marítimo de Japón, ha erigido un monumento a San Francisco Javier, con motivo del 450 aniversario de su muerte.


El monumento se levanta en el barrio Karatochou, justamente en el muelle por el que el Santo llegó a la isla principal de Japón, Honshu, procedente de Kagoshima e Hirado, en el otoño de1550 y pretende ser, en opinión de sus promotores, un emblema histórico y cultural de la ciudad

Este monumento comprende, además de una efigie del Santo, el escudo de armas del Señorío de Javier y varias inscripciones, una piedra del Castillo de Javier, entregada por el Rector del Santuario, Ricardo Sada, el pasado verano, y que fue transportada por el Director de Relaciones Internacionales de la Prefectura de Yamaguchi, Toshio Tokida.


El monumento consta de un conjunto de moles de piedra dispuestas artísticamente, la mayor de las cuales tiene una forma que representa la vela del barco que trajo a Javier hasta el puerto. En ella resalta un óvalo con el busto de Francisco de Javier, el escudo de armas del señorío de Javier y una inscripción en japonés, inglés y español que dice "Lugar en que San Francisco Javier desembarcó en Shimonoseki"



Piedra del Castillo de Javier

El monumento comprende, como recuerdo de la tierra natal del Santo, una piedra del Castillo de Javier, que fue recogida y trasladada el pasado verano. Bajo la leyenda que indica su procedencia ("Castillo de Javier") una inscripción recoge el siguiente texto "¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si arruina tu vida? (Evangelio de san Mateo,capitulo 16, versículo 26). Esta es la frase que le convenció a Javier para realizar su viaje a Japón".
En otra de las moles de piedra que componen el monumento, coronada por una esfera que representa la universalidad, se inscriben algunos datos básicos de la biografía de Javier, a través del siguiente texto:
"Ocho años después de zarpar de Portugal, Javier, junto con otros misioneros jesuitas, llegó, en 1549, a Kagoshima. Al año siguiente se entrevistó con Ouchi Yoshitaka, el señor feudal más poderoso del oeste de Japón. Al año siguiente, de finales de octubre a principios de noviembre llegaron a la ciudad de Shimonoseki, procedentes de Hirado. A continuación, en marzo de 1551, nuevamente siguieron viaje hacia Yamaguchi.

Como resultado de aquella entrevista, el daimio Ouchi les autorizó para que difundieran su religión en el territorio y en 1586 se construyó una iglesia católica en Shimonoseki, convirtiéndose esta ciudad en uno de los focos de difusión de la religión católica".

El muelle de Dosaki

También comprende el monumento una referencia histórica al antiguo muelle de Dosaki, ubicado en este mismo espacio y del que procede la propia piedra que exhibe esta inscripción:
"En este punto termina el camino del sudoeste de Japón. Desde aquí, los antiguos caminantes, cruzando el estrecho Kanmon, llegaban a la isla Kyusu, situada al sur. Utilizado desde tiempo inmemorial, el muelle Dosaki se convirtió en un puente importante para los tránsitos de pasajeros entre las islas en la época del feudalismo (era Edo).
Aquí llegó el misionero Francisco de Javier, un gran personaje histórico que ha unido el Japón y el mundo cristiano de Europa. Los 26 mártires de Nagasaki, el gran filosofo Shoin Yoshida, el barón Shinsaku Takasugui y otros muchos llegaron también hasta este lugar y pisaron las piedras de este muelle, escribiendo nuevas páginas de su historia".

Construido por suscripción popular

El monumento está firmado por el Comité de construcción de monumentos conmemorativos de la llegada a Shimonoseki de Francisco de Javier. La inauguración del mismo se llevó a cabo el pasado 30 de noviembre y en el acto celebrado, al que asistieron varios centenares de personas, el presidente del Comité, Furokawa Kaoru resaltó la vinculación histórica de Japón y especialmente de Shimonoseki con la figura universal de Francisco de Javier.

Shimonoseki es la mayor ciudad de la provincia de Yamaguchi - que supera en tamaño a la capital, ciudad de Yamaguchi, enclavada en el interior. Ocupa un lugar estratégico, en el extremo suroeste de la isla central de Japón Honshu, y alberga un gran puerto internacional, así como las conexiones viarias y ferroviarias con la isla Kyusu a través de un gran puente y un túnel trazado por debajo del mar.

No hay comentarios: