miércoles, 18 de agosto de 2010

EL PADRE HURTADO ALGO DIRÍA


DIA DEL PADRE HURTADO – LEY ANTITERRORISTA – HUELGA DE HAMBRE

PARA MOTIVAR ORACIONES EN LAS MISAS

El Padre Hurtado algo diría. Estamos seguros. Así era su corazón. No pasaría inadvertido ante él la tragedia de los mineros de Copiapó. Él estuvo muy cerca del mundo de los mineros.
No cerraría los ojos. Era un tema relevante en su tiempo y lo sigue siendo hoy. En su tiempo, en cambio, el mundo indígena estaba oculto. Parecía desaparecer... No fue así. Y estamos seguros que hoy día el Padre Hurtado lucharía por la vida de los 32 hermanos mapuches que llevan más de un mes en huelga de hambre. ¡Más de un mes! ¿Estamos nosotros concientes de la gravedad de la situación? ¿Hablaremos nosotros ahora que el Padre Hurtado no puede?

No podemos rezar este 18 de Agosto, día de la Justicia y la Solidaridad, sin nombrar a los 32 hermanos mapuches que en 5 cárceles del sur de Chile se han sumado a una huelga de hambre que empezó el 12 de julio. Esta huelga de hambre tiene como objetivo fundamental que no se les aplique la ley por antiterrorista y sus causas sean vistas por la justicia civil, no militar.

Es normal que en todo país exista una ley antiterrorista. Esto no es extraño. El problema es que la ley de nuestro país es poco clara y se presta para abusos. No define bien qué es terrorismo e incluye actos delictivos propios de la ley civil como actos terroristas. Ninguno de los presos en huelga de hambre exige que no se lo juzgue. Lo que se pide es que no se utilice esta ley.
El uso de la ley antiterrorista implica penas carcelarias muy graves y severas para actos poco graves como provocar un incendio. Además, los juicios por esta ley permiten el uso de testigos ocultos lo que dificulta la defensa y un juicio justo. Y el uso de esta ley permite mantener presos a nuestros hermanos durante largos procesos y sin que la defensa pueda conocer el fondo y las pruebas de las acusaciones.

El uso de la ley antiterrorista en el caso de nuestros hermanos mapuches ha sido denunciado como un acto de abuso y arbitrariedad por las más serias organizaciones nacionales e internacionales. Los Comisionados de Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas, los Directores de Human Right Watch y todos los organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos han considera abusivo y discriminatorio el uso de esta ley en el caso de nuestros hermanos. Es prácticamente un acuerdo internacional que no se debe juzgar como terrorista los actos de violencia nacidos de conflictos y demandas sociales.

Como Iglesia nos duele la huelga de hambre de nuestros hermanos y nos duele el uso
discriminatorio y abusivo de esta ley particular en contra de los mapuches. Si han cometido delitos, que sean juzgados con justicia. Pero nos oponemos a que se califique de terrorista a personas o grupos por su origen étnico o por sus creencias.

Recemos hoy día por sus vidas. Recemos por su causa.
Hoy día seamos solidarios: recemos por la justicia
Pablo Castro, SJ.
Misión Mapuche de la Compañía de Jesús.