martes, 8 de abril de 2014

“Vendrán tiempos difíciles”. Después del asesinato del padre Van der Lugt, los cristianos siguen orando y reflexionando sobre el martirio. Reacciones



“Vendrán tiempos difíciles”. Después del asesinato del padre Van der Lugt, los cristianos siguen orando y reflexionando sobre el martirio

Aleppo (Agencia Fides) - “En Aleppo, hemos puesto en el centro de nuestra pastoral la condición en la que nos encontramos. Estamos viviendo todos los días lo que significa pasar con fe por momentos de sufrimiento. Ahora nos ayudará con su ejemplo también el padre Frans Van der Lugt, quien testificó hasta el martirio su amor a Cristo y al pueblo sirio” . Así lo dice a la Agencia Fides el sacerdote armenio católico Joseph Bazuzu, responsable de las reuniones mensuales de los sacerdotes y agentes de pastoral en la azotada metrópolis siria. “Desde hace más de un año”, dice a la Agencia Fides el P. Joseph, “sugerimos orientar la pastoral ordinaria sobre palabras y pensamientos que puedan dar apoyo al pueblo de Dios en la condición en la que vivimos. Partimos de las palabras de Jesús en el Evangelio, y también de lo que dice san Pablo en su segunda carta a Timoteo: 'también debes saber esto: en los últimos días vendrán tiempos difíciles'. A veces hay personas que eligen sus propias maneras de hacer penitencia por mortificación . Para nosotros los cruces que cargar llegan desde fuera, nosotros no las escogemos. Para ayudarnos a vivir estos días, en las homilías y catequesis, en las reuniones centramos la reflexión sobre los pasajes del Nuevo Testamento que describen este estado, en el que sólo la ayuda de Cristo nos puede sostener”. 

El brutal asesinato del Padre Van der Lugt no solo ha sacudido a los cristianos. Con sus 72 años de edad, el jesuita holandés, durante cuarenta años en Siria, había construido canales valiosos de comunicación con los musulmanes gracias a su trabajo como psicoterapeuta. Él optó por permanecer en Homs, luchando con los bombardeos diarios y la falta de alimentos en el barrio de Bustan al- Diwan bajo control rebelde en el largo asedio por el ejército de Assad. Él se quedó en su residencia después de la evacuación de la población civil que tuvo lugar en Homs bajo la égida de la ONU, con el consentimiento de las partes en conflicto.
Hasta ahora no ha habido ninguna reivindicación oficial del asesinato. Los medios de comunicación estatales atribuyen a “terroristas” no especificadas, un término con el que el gobierno sirio, define todas las formaciones y las milicias de la oposición. 

La Syrian National Coalition, de los grupos anti- Assad con el apoyo de medio oriente y países occidentales, ha condenado el asesinato del sacerdote, alegando que el Padre Van der Lugt estaba “bajo la protección” del Free Syrian Army, la designación militar anti- Assad a la que hace referencia laSyrian National Coalition. 

(GV) (Agencia Fides 8/4/2014).


SECRETARIO GENERAL DE LA ONU

El Secretario General de la ONU exigió hoy a las partes involucradas en el conflicto en Siria que protejan a los civiles y pongan fin a la crisis de inmediato, después de conocerse que un anciano sacerdote jesuita fue asesinado el lunes en la ciudad sitiada de Homs. 

Ban Ki-moon manifestó en un comunicado difundido por su portavoz que el gobierno sirio y los grupos armados tienen la obligación legal y la responsabilidad moral de proteger a los civiles.

“Deben hacer todo lo posible para evitar y prevenir la violencia contra los civiles, incluidos los bombardeos y los ataques aéreos indiscriminados sobre las áreas que habitan”, subrayó el Titular de la ONU.

El Secretario General señaló que el religioso holandés Frans van der Lugt, asesinado por un individuo no identificado frente a su casa, era “un hombre que había apoyado de forma heroica al pueblo sirio entre bloqueos y creciente dificultades”.

ONU

Asesinan a un sacerdote jesuita en Siria que ayudaba a la población




El jesuita holandés Frans van der Lugt fue asesinado de dos disparos por un grupo armado. Según el comunicado emitido por la Curia General en Roma, el sacerdote fue disparado en la cabeza frente a la casa de los jesuitas en la ciudad deHoms.  

El padre van der Lugt llevaba trabajando en Siria desde 1966. Al estallar la guerra, rechazó ser evacuado del país y prefirió quedarse con la población.

El sacerdote llegó a publicar un video en youtube en el que pedía ayuda para los enfermos, pobres y personas sin hogar de la zona.

Hace unos meses, miembros de las Naciones Unidas mantuvieron una reunión con él en la que denunció la falta de alimentos y la situación de necesidad en la que viven los sirios desde que empezó la guerra hace 3 años.

Van der Lugt: "Me quedaré aquí con mi gente. Yo soy el pastor de mis ovejas"


La oposición siria homenajea al jesuita asesinado ayer en Homs


La ONU subraya que el religioso "se mantuvo heroicamente junto a la población siria"


La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, condenó hoy el asesinato del cura holandés Frans Van der Lugt en la ciudad de Homs y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia.
En un comunicado, la agrupación aseguró que ha recibido con "gran tristeza" la noticia de la muerte del sacerdote jesuita y recordó que el religioso rechazó abandonar el monasterio donde vivía en el barrio de Bustán al Diwan, asediado por el ejército.
La coalición afirmó que Van der Lugt denunció a través de vídeos "el sufrimiento de los civiles por el hambre y los bombardeos de las fuerzas del régimen en los barrios cercados de Homs".
También, instó más de una vez a la comunidad internacional a la entrada de ayuda humanitaria para las mujeres, menores y ancianos en esta localidad.
El sacerdote fue asesinado por hombres armados que irrumpieron en la Casa de los Jesuitas en Homs. El gobernador provincial Talal al Barazi dijo a Efe por teléfono que los atacantes eran miembros del Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda. En tanto,activistas revolucionarios en Homs llamaron a vengar la muerte del holandésy a encontrar a sus asesinos.
El Secretario general de la ONU Ban Ki-moon condenó el lunes la muerte de un sacerdote holandés en Siria, calificándola de "acto de violencia inhumano".
El padre Frans van der Lugt "se mantuvo heroicamente junto a la población siria, en medio de asedios y dificultades crecientes", subrayó Ban, citado por su portavoz Stephane Dujarric.
Según el portavoz, Ban "exige que los beligerantes y sus partidarios garanticen la protección de los civiles, cualquiera sea su religión, su comunidad o su pertenencia étnica".
"El gobierno sirio y los grupos armados tienen la obligación legal y la responsabilidad moral" de hacerlo, agrega el comunicado de la ONU.
Por otra parte, Ban denunció "la destrucción ciega de barrios enteros" cometidos por fuerzas gubernamentales en Kassab y se declaró "extremadamente preocupado de ver que grupos considerados como terroristas por el Consejo de Seguridad continúan agrediendo a la población.
Van der Lugt había publicado entrevistas y videos a través de la plataforma Youtube para llamar la atención sobre la situación dramática de la población hambrienta en la ciudad de Homs. "No queremos morir en un mar de miseria y sufrimiento", dijo el jesuita en enero.
El holandés vivía en Siria desde hacía casi 50 años. El religioso se había negado a abandonar el territorio, cercado por las tropas gubernamentales mientras las personas que allí viviesen siguieran pasando hambre o necesitasen su ayuda. Por el momento se desconoce quiénes son los responsables de su muerte.
"Me quedaré aquí con mi gente. Yo soy el pastor de mis ovejas", dijo Van der Lugt, de acuerdo con la orden jesuita.
En Siria aún pemanece desaparecido el padre jesuita Paolo Dall'Oglio. Fue expulsado en 2012 debido a sus declaraciones, pero luego se quedó en las zonas controladas por los rebeldes. En julio de 2013 fue secuestrado por miembros de un grupo terrorista islámico en la provincia de Al-Rakka. Los informes de que Dall'Oglio fue asesinado por el grupo Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) no fueron confirmados.
Asimismo, fue secuestrado un reportero del canal de televisión Al Yazira en la provincia siria de Idlib, informó hoy la página de noticias crítica con el régimen "Zaman al-Wasl", que se remite a parientes de Ala Eddin al Yusif, el periodista sirio que desapareció el domingo en un área controlada por insurgentes.
Según se informó, Taysir Aluni, otro reportero de Al Yazira, recibió un sms desde el teléfono de Al Yusif en el que se decía: "El Estado en Irak y Siria permanecerá". A Aluni se le atribuyen muy buenos contacos con los grupos islamistas. El Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) es un grupo terrorista integrado por numerosos combatientes extranjeros.
RD

No hay comentarios: